EPIK

RetroMercado

5 fichajes extraños de comienzos de los 2000 que demuestran que eran otros tiempos

Hoy costaría mucho ver fichajes así, más que nada porque los veteranos ilustres prefieren ir a ligas extranjeras.

5 fichajes extraños de comienzos de los 2000 que demuestran que eran otros tiempos

Quizá la gente que haya nacido a finales de los 90 o incluso más tarde solo haya vivido una época en el fútbol español donde casi todo se resume a Real Madrid, Barcelona, con alguna incursión del Atlético de Madrid. Pues bien, de vez en cuando está bien recordar que hubo otro fútbol, donde los equipos pequeños también se gastaban millonadas (bajo sus posibilidades) en fichajes poco rentables, había campeonatos de Liga que ganaba el Dépor, o el Betis hacía el fichaje más caro de la historia.

Esa época, en la que la Liga era una especie de Monopoly loco, tuvo de todo. No sé si a lo largo sería buena o mala -muchos equipos se endeudaron y quizá la calidad del fútbol no era tan brillante como ahora- pero desde luego era distinta, y eso a veces se echa de menos.

Parte de esta idiosincrasia particular que se perdió con la llegada de la crisis tuvo que ver con fichajes ilustres que nadie esperaba de equipos modestos.

Sí, Maradona ya había jugado en el Sevilla o Hugo Sánchez en el Rayo, pero a comienzos de milenio se dio una concentración muy extraña de este tipo de fichajes: veteranos ilustres jugando sus últimas balas en equipos de la parte baja de la tabla. Algo que seguramente hoy sería imposible porque estos veteranos encuentran muchos más motivos ($$) para acabar su carrera en China, Japón o la liga Norteamericana.

Repasemos algunos de estos fichajes en esta particular máquina del tiempo.

1. Mijatovic al Levante (2002)

El héroe de la séptima llegó a Valencia tras pasar un par de temporadas en la Fiorentina. Ya con 33 años pero todavía ganas de dar que hablar. Su fichaje abrió portadas ese verano. No sabemos con qué compararlo, ¿con que Eto'o hubiera vuelto a jugar al Mallorca al final de su carrera? El camerunés prefirió hacerlo en Qatar. El mejor momento del montenegrino no obstante ya había pasado, y solo duró un año más antes de retirarse.

2. Stan Collymore al Oviedo (2001)

Collymore quizá no esté hoy en los registros históricos del fútbol, pero fue uno de los jugadores más en boga de la Premier durante los 90, donde llegó a protagonizar el fichaje más caro cuando fue traspasado al Liverpool por 8,5 millones de libras en 1995. Llegó a Oviedo como quien va a comerse unas fabes. Llegó, estuvo un par de meses, y anunció que se retiraba.

3. Zvonimir Boban al Celta (2001)

El ídolo de Modric fue quien lideró también a Croacia para que fuera tercera en el Mundial de 1998, y además había sido uno de los líderes del Milan que consiguió la Champions en 1994. Llegó cedido a Vigo con 33 años y se retiró uno después para volver a Croacia y estudiar Historia.

4. Alessio Tacchinardi al Villarreal (2005)

Echamos el reloj para delante hasta el Villarreal de Champions de 2005, ese que cayó en semifinales ante el Arsenal y que estaba plagado de estrellas. Allí unos meses antes había llegado Tacchinardi, centrocampista de referencia en la Juventus que salía del club tras haberse quedado sin hueco. El movimiento era importante por dos cosas: no era habitual que los italianos entonces salieran tanto del Calcio... Y era el Villarreal haciéndose con un jugador importante de la Juve. Jugó cedido dos años y después acabó su carrera en Italia.

5. Kiko Narváez al Extremadura (2002)

El Arquero llegó al Extremadura tras jugar con el Atlético en Segunda, estar a punto de fichar por el Milán, y acabar quedándose en Segunda por los problemas de sus tobillos. Al final de año se retiró, pero un ilustre así en el Extremadura no deja de ser algo hoy un tanto impensable.