EPIK

Cine

8 películas que no son de terror pero que no te dejarán dormir

8 películas que no son de terror pero que no te dejarán dormir

Trainspotting

A veces no hace falta que el género de la película sea de terror para que el argumento y los personajes consigan perturbar nuestros sueños

Hay películas que nos generan sensaciones contradictorias. Por una parte, nos sentimos tentados a apartar la vista de la pantalla e intentar poner algo más agradable pero, por otra, nos despiertan un siniestro enganche difícil de ignorar. Estas son algunas de las películas que no son de terror pero consiguen dejarnos estrujándonos el cerebro y con una continua sensación de 'malrollismo'.

Mulholland Drive (2001)

Rita (Laura Harring) padece amnesia por un accidente que sufrió en Mulholland Drive y Betty (Naomi Watts) decide ayudarla a investigar quién es y cómo ha llegado hasta ahí. La clave para dejarnos un constante mal cuerpo radica en que el propio director, David Lynch, consigue hacernos creer que ni él mismo entiende qué ocurre realmente.

David Lynch ya nos había hecho vivir este mismo hilo de intriga y surrealismo cuatro años antes en otro thriller psicológico no tan conocido pero igualmente perturbador: 'Carretera perdida'.

Magical Girl (2014)

La película comenzaba a generarnos algo de rechazo en cuanto nos enteramos de que Alicia, una niña de doce años, estaba destinada a una temprana muerte por un cáncer terminal. Pero la cosa empeora aún más cuando su padre (Luis Bermejo) es capaz de arruinar la vida de cualquiera con tal de conseguirle a su hija el vestido oficial de la serie japonesa 'Magical Girl'. Bárbara Lennie protagonizó al personaje peor parado de este drama psicológico y con él logró llevarse el Goya a mejor actriz.

Eyes Wide Shut (1999) 

Stanley Kubrick no podía quedarse sin un hueco en esta lista. El director hizo a William (Tom Cruise) descubrir una secta dedicada al hedonismo y al placer sin límites en el más puro anonimato. La banda sonora original acompaña a la película en sus momentos más escalofriantes.

El Maquinista (2004) 

Christian Bale vuelve a sorprendernos en 'El Maquinista' metiéndose de lleno en un personaje perturbado, con un profundo insomnio que carga desde hace un año y bajando su peso a solo 50 kilos. Su cordura durante el transcurso de la película va decayendo al mismo tiempo que aumenta nuestra intriga por saber quién es realmente.

Coherence (2013)

Lo que nuestra mente no es capaz de entender ni procesar hace que nuestro cerebro gire en una espiral de pensamientos sin conclusiones. Y la clave perfecta para no entender algo es jugar con la relación espacio-tiempo. Eso es precisamente lo que hace de 'Coherence' una ciencia ficción tan intrigante como ingeniosa cuando un cometa pasa por un pueblo y siembra la desorientación en sus habitantes.

Funny Games (1997)

Tan lúcida como terrorífica. Seguramente se trate de la película que más miedo produce de esta lista y aun así no está catalogada en género de terror. 'Funny Games' se trata de un thriller psicológico austriaco sobre secuestros y desapariciones que roza lo macabro y genera en el espectador una mezcla entre la intriga y la angustia. 

La naranja mecánica (1971)

Volvemos con Kubrick, pero esta vez con un clásico basado en un futuro indeterminado que no podía faltar en esta lista. 'La naranja mecánica' invadió todas las mentes de los setenta con una película que introducía a un asesino y violador en un nuevo método de reeducación.

Trainspotting (1996)

Hemos visto decenas de películas sobre drogas, pero nunca tan verazmente como en este clásico. La película inglesa consiguió que los espectadores sintiéramos los chutes de heroína y las paranoias mentales junto a los protagonistas en una obra tan repugnante como hipnótica.

0 Comentarios

Mostrar