EPIK

Visto en Twitter

La historia más bonita de Reyes ocurrió en Cuenca y empieza con un robo

La historia más bonita de Reyes ocurrió en Cuenca y empieza con un robo

Álex Cámara

Europa Press

El robo de varios centenares de juguetes que iban a ser repartidos ha acabado generando un movimiento increíble de solidaridad.

"Una cosa está clara: en este país hay unos hijos de p*** muy grandes pero hay mucha más gente que vale la pena". Con estas palabras tan claras describe el periodista Chapu Apaolaza la conclusión que se puede sacar de una de las historias más bonitas de estas Navidades, aunque el comienzo no apunte muy bien.

Apaolaza ha contado en Twitter en un hilo que se ha hecho viral cómo en Cuenca la solidaridad ha brillado la noche antes de Reyes. Todo comienza de la peor forma posible, con la noticia de que unos ladrones habían robado una furgoneta cargada de regalos propiedad de Cáritas que estaba destinado a los niños sin recursos de la ciudad.

Como cuenta en Twitter, "sus majestades ya no tenían tiempo de actuar". Los ladrones se habían llevado centenares de regalos que estaban ya destinados a los pequeños. Pero entonces ocurrió un milagro de los que pensamos que solo ocurren en Navidad.

Tras un llamamiento, y solo un día antes del Día de Reyes, decenas de voluntarios, tiendas y organizaciones consiguieron mandar hasta Cuenca regalos para reemplazar los robados y que los niños no se quedaran sin ellos. En ello participaron varias marcas, como Blessings, que fue narrando la operación en Instagram.

Sin duda alguna, una gran historia de Reyes en la que al final se consiguieron más juguetes que los robados.

0 Comentarios

Mostrar