EPIK

Creatividad

¿Puede un campo de fútbol no ser rectangular?

Sí, por un buen motivo como este. En Bangkok han empezado a construir campos de fútbol asimétricos para que los niños más pobres puedan jugar con seguridad

¿Puede un campo de fútbol no ser rectangular?
CJ Worx

Cuando éramos pequeños todos nos hemos apañado para jugar al fútbol en cualquier sitio. Dos árboles o unos abrigos arrugados en el suelo eran los postes de la portería, y daba totalmente igual si el arco contrario no estaba justo enfrente. En ciudades como Bangkok, sin embargo, esto no es tan sencillo.

La capital de Tailandia, construida sobre un pantano, ha crecido exponencialmente en las últimas décadas de forma muy descontrolada, sin dejar zonas verdes y generando muchos espacios desperdiciados entre edificios. Allí, una constructora del país llamada AP Thai junto con la agencia de publicidad CJ Worx han decidido cargarse el manual de normas de la FIFA por una buena causa, creando varios campos de fútbol asimétricos en solares que estaban llenos de basura para que los niños tailandeses puedan jugar al fútbol con seguridad.

Esta acción ha tenido lugar en el distriro de Khlong Toei, una de las zonas más densamente pobladas de la ciudad. Los campos, que utilizan todos los recovecos posibles, lucen con líneas de banda en zig-zag e incluso alguno que para ir de una portería a otra hace falta trazar una L. Pero eso obviamente a los niños, que ahora pueden jugar mejor y más seguros, les da igual.