ACTUALIDAD

Pensión no contributiva de jubilación: requisitos, de cuánto es y cómo cobrar sin haber cotizado el mínimo

La pensión no contributiva de jubilación está pensada para aquellos mayores de 65 años que no hayan cotizado 15 años y que no cuenten con ingresos suficientes.

0
Pensión no contributiva de jubilación: requisitos, de cuánto es y cómo cobrar sin haber cotizado el mínimo
Pixabay.com

La pensión de jubilación es una prestación económica de carácter vitalicio que perciben todos los trabajadores una vez dejan sus funciones. El artículo 50 de la Constitución recoge este derecho: “Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”.

Las pensiones de jubilación pueden ser de dos tipos. En las contributivas, la cantidad percibida por el jubilado la determina la cotización que este ha tenido durante los años que ha trabajado, siempre que se hayan cumplido un mínimo de 15 años cotizados.

Sin embargo, en nuestro país también existen las pensiones de jubilación no contributivas, que se encargan de cubrir las necesidades de las personas mayores de 65 años que no hayan cotizado nunca, o si lo han hecho, no lleguen a la cantidad mínima de años cotizados.

Requisitos para percibir la pensión no contributiva

Puede ser beneficiario de la pensión no contributiva todos los ciudadanos españoles y de otros países que tengan residencia legal en España, mayores de 65 años. Para percibirlo deben carecer de ingresos suficientes, que se actualizan cada año. Para 2021, si los ingresos son inferiores a 5.639,20€ anuales se podrá acceder a esta ayuda.

Si la persona convive con otros familiares, para poder percibir la pensión no se debe sobrepasar los 9.586,64€ al año de ingresos en caso de que sean 2 convivientes, 13.534,08€ anuales, en el caso de 3 convivientes, y 17.481,52€ en el caso de ser 4 convivientes.

La cuantía que se recibirá también se actualiza cada año, y según el ‘IMSERSO’, “la cuantía individual de la pensión se establece en función del número de beneficiarios de pensión no contributiva integrados en la misma unidad económica de convivencia, de los ingresos personales y/o los de las personas que integran la unidad económica”. En cualquier caso, la cuantía total no puede ser, en este 2021, inferior a 1.409,80€ anuales.