ACTUALIDAD

La isla de Tabarca busca médico

En otras ocasiones, los residentes hicieron un llamamiento a través de las redes sociales para que algún facultativo acudiera a trabajar a la isla, pero ahora no han tenido éxito.

La isla de Tabarca busca médico

La isla de Tabarca está ubicada en el Mar Mediterráneo frente a la costa de Santa Pola (Alicante), a tan solo 4 kilómetros del puerto de dicha localidad. Es la única habitada en la Comunidad Valenciana con un total de 70 habitantes, pero en verano pueden llegar a visitarla hasta 3.000 personas diarias. 

Pese a la llegada de turistas durante la etapa estival, sus vecinos se han encontrado con un problema inesperado. Denuncian que la Consellería de Sanitat no ha sido capaz de encontrar un médico para los días de entre semana del mes de julio, algo fundamental para atender la mayor afluencia de público en su territorio.

Enfermero y médico de fin de semana

La portavoz de la asociación vecinal Isla Plana de Tabarca, Carmen Martí, explicó en declaraciones a la Cadena Ser que la dirección de Atención Primaria les ha transmitido que "hay escasez de médicos". A día de hoy, únicamente tienen disponible un enfermero, así como un facultativo para los fines de semana de julio y agosto, pero que no puede ampliar ese turno al resto de la semana.

Tal y como detalló Martí, otros años hicieron un llamamiento a través de las redes sociales para intentar que algún sanitario acudiera a trabajar a la isla, pero en esta ocasión no han tenido el mismo éxito. Para hacer más atractiva la oferta, recuerdan que la persona que desempeñe el puesto podrá disfrutar de alojamiento y de un emplazamiento privilegiado. 

Helicóptero sólo de día

Al no haber ningún médico disponible, en caso de surgir una emergencia se debe esperar a que llegue un helicóptero. Pero si ocurriera de noche, el aparato no podría aterrizar, lo que supone una dificultad añadida. Otra de las reclamaciones de los residentes es la de disponer de un servicio público durante todo el año con tres viajes diarios. Según aseguró Martí en la citada emisora, "con eso podríamos vivir perfectamente".