ACTUALIDAD

Lo que hizo John McAfee en prisión antes de suicidarse

El creador del antivirus McAfee apareció muerto en su celda a los 75 años y la principal hipótesis es que se suicidó, ya que lo encontraron colgado.

Lo que hizo John McAfee en prisión antes de suicidarse
Saul Martínez EFE

John McAfee, creador del antivirus McAfee, apareció el miércoles muerto en la celda que ocupaba en el módulo 1 del Centro Penitenciario de Brians 2. Los trabajadores de la prisión lo encontraron colgado sobre las 18:00 horas, según informa El País, con lo que la principal hipótesis es que se tratase de un suicidio. Ese mismo día por la mañana, la Audiencia Nacional había autorizado su extradición a Estados Unidos por evasión fiscal durante los ejercicios de 2016, 2017 y 2018.

McAfee, de 75 años, había solicitado no ser extraditado, pero el tribunal desestimó su petición al no existir ninguna “prueba acreditativa” de que el reo estuviera sufriendo una “persecución política” por su “militancia” en contra del sistema tributario estadounidense, que consideraba corrupto. Tampoco aceptó las “razones humanitarias” que alegaba el empresario para evitar la extradición. McAfee afirmaba que, de ser enviado a Estados Unidos, pasaría lo que le quedaba de vida encarcelado con un delicado estado de salud que agravaría la situación. Sin embargo, la Audiencia desmonta ambas tesis pues Estados Unidos “fija en un máximo de cinco años” la pena a la que se enfrentaba y “no consta” que McAfee sufriese “graves problemas de salud”.

Pidió estar a solas cuando le notificaron la extradición

A las 16:00 horas, cuando ya había recibido la notificación de la Audiencia Nacional, McAfee pidió estar solo durante unas horas en su celda, que compartía con otro interno, aunque en ese momento no estaba allí. Los trabajadores accedieron porque se trata de un derecho individual que tienen los presos por la tarde cuando no tienen actividades, explican fuentes penitenciarias. Pasadas las seis de la tarde, cuando los funcionarios abrieron la puerta para que saliesen de nuevo, encontraron a McAfee colgado.

Los trabajadores de la prisión se sorprendieron, ya que, desde que entro a prisión el 4 de octubre de 2020, su comportamiento había sido ejemplar. “Un preso por delitos económicos con una vida absolutamente normal”, cuentas fuentes penitenciarias. Además, tampoco habían observado en él tendencias suicidas, con lo que no se le aplicó ningún protocolo específico, como tener que estar acompañado las 24 horas por otro interno, indican esas mismas fuentes, aunque el Departamento de Justicia no lo ha confirmado.

Aseguró en varias ocasiones que no se suicidaría

Todavía se tiene que practicar la autopsia al cuerpo para determinar las causas del fallecimiento, pero la Generalitat de Cataluña señala en un comunicado que las pesquisas preliminares apuntan a un suicidio. Su abogado, Javier Villalba, también aseguró a Reutersque esta fue la causa de su muerte: “Este es el resultado de un sistema cruel que no tenía motivos para mantener a este hombre en la cárcel por tanto tiempo”. El juzgado de primera instancia e instrucción número 5 de Martorell, que estaba ayer en funciones de guardia, se ha hecho cargo del caso.

Pese a que todo apunta a un suicidio, han surgido algunas teorías que apuntan en otra dirección. Y es que John McAfee había manifestado en algunas ocasiones que no se suicidaría. El 8 de octubre de 2020, tuiteó que se encontraba “contento” en prisión: “Tengo amigos. La comida es buena. Todo está bien. Que sepáis que si me cuelgo, a lo Epstein, no será mi culpa”. En noviembre de 2019 volvió a hacerlo: “Recibiendo mensajes sutiles de autoridades de Estados Unidos diciendo: ‘Vamos a por ti, McAfee. Vamos a hacer que te suicides’. Hoy mismo me hice un tatuaje por si acaso. Si me suicido, no lo hice. Me liquidaron. Mirad mi brazo derecho”, publicó un tuit en el que adjuntaba una imagen con un tatuaje que acababa de hacerse en el que se leía la palabra ‘$Whackd’, una expresión coloquial en inglés que significa ‘liquidado’ o ‘asesinado’.

Sin embargo, sus publicaciones se volvieron cada vez más oscuras y mostraban un entorno marcado por la violencia, las peleas y la ansiedad, lo que pudo provocar que su postura cambiara radicalmente y decidiera finalmente acabar con su vida de forma voluntaria. “Hay mucho dolor en la cárcel, disfrazado de hostilidad”, reflexionó en uno de sus últimos tuits.