ACTUALIDAD

Rusia efectúa disparos de advertencia contra un destructor británico cerca de Crimea

El HMS Defender, de la Royal Navy, se había adentrado hasta 3 kilómetros sin permiso en aguas rusas próximas al Cabo Fiolent.

Rusia lanza bombas disuasorias contra un destructor británico cerca de Crimea

Tensión en el Mar Negro. Este miércoles, un barco militar ruso ha efectuado disparos de advertencia y un avión ha lanzado bombas contra el HMS Defender, un destructor de la Royal Navy británica que se había adentrado hasta 3 kilómetros sin permiso en aguas rusas cercanas al Cabo Fiolent, en la costa de Crimea.

Ante la falta de respuesta por parte del Ministerio de Defensa británico, las autoridades rusas decidieron realizar ataques disuasorios: "El destructor había sido advertido de que se utilizarían armas si traspasaba la frontera de la Federación de Rusia. No reaccionó a la advertencia", tal y como aseguraron desde el Ejecutivo ruso a la agencia de noticias Interfax.

Convocado el agregado británico en Moscú

Tras lanzar cuatro bombas de fragmentación de alto explosivo, el HMS Defender abandonó las aguas rusas. Poco después de que se registrara este incidente, los mandatarios rusos han convocado al agregado militar de Reino Unido en Rusia.

"Tras el incidente protagonizado por un destructor de la Fuerza Naval británica, fue citado al Ministerio de Defensa ruso el agregado militar de la Embajada de Reino Unido en Moscú", señaló el Gobierno de Rusia en una nota de prensa.

Por su parte, el Ministerio de Defensa del Reino Unido ha negado las afirmaciones de Moscú de que la Armada rusa hizo disparos de advertencia contra el destructor británico HMS Defender al sur de la península de Crimea, y dijo que se trataba de un ejercicio militar.

Seguimiento

El pasado 14 de junio, las autoridades informaron de que la Armada Rusa había iniciado el seguimiento del destructor británico y de la fragata Everton de la Marina holandesa tras el ingreso de ambos buques al mar Negro.

En 2014, Rusia arrebató la península de Crimea a Ucrania. Este hecho fue condenado por Occidente, que todavía considera que se trata de un territorio ucraniano.