ACTUALIDAD

La madre de Olivia y Ana insiste en hallar el cuerpo de Gimeno: "No podemos tener la duda..."

En las últimas horas, la Guardia Civil empezó a valorar una nueva hipótesis: que Tomás Gimeno lanzara el móvil en un punto y siguiera navegando para, más tarde, tirarse él.

La madre de Anna y Olivia: "No podemos permitir que Gimeno esté en la calle y haga lo mismo a otras niñas"

Beatriz Zimmerman, madre de Anna y Olivia, las niñas de Tenerife, ha insistido en la necesidad de encontrar el cuerpo del padre de ambas, Tomás Gimeno. Expresó su opinión a través del portavoz familiar, Joaquín Amills, quien en la Hora de la 1 recalcó que Gimeno "es un asesino del que no podemos tener la duda de que pueda estar en la calle y haga lo mismo con otras niñas".

En las últimas horas, la Guardia Civil empezó a valorar una nueva hipótesis: que Tomás Gimeno lanzara el móvil en un punto y siguiera navegando para, más tarde, tirarse él. Por ese motivo, ahora el buque oceanográfico Ángeles Alvariño sigue la búsqueda en una zona diferente de dónde se halló el cuerpo de Olivia.

Un milagro

Pese a los deseos de la madre, Amills reconoció que es "tremendamente difícil" hallar el cadáver de Anna. Asimismo, apuntó que "ha sido un milagro haber encontrado a Olivia y poder unir todas las piezas del puzzle en cuanto a este asesinato cruel".

"No podemos permitir que este asesino quede como una incógnita, que quede la duda de si realmente terminó con su vida o huyó de forma cobarde, y con la consiguiente sensación de miedo para Beatriz el resto de su vida", añadió el portavoz.

En el puerto

Actualmente, el Ángeles Alvariño lleva 11 horas atracado en el puerto debido a las malas condiciones climatológicas. Su última labor de rastreo la efectuó el martes, cuando regresó alrededor de las 22:15 y ahora espera una mejora de la meteorología para volver a salir a la búsqueda de pistas. Este tiempo ha sido aprovechado por la tripulación para cargar agua y combustible, además de hacerle algunos ajustes al robot submarino que se está utilizando.

Submarino privado

La semana pasada se barajó la posibilidad de intentar encontrar los cuerpos de Anna y Gimeno utilizando un submarino privado, el Piscis VI. Esta embarcación, que puede sumergirse hasta 2.180 metros de profundidad, está a la espera de concluir el periodo de pruebas que lleva realizando varios meses para conocer si puede alcanzar esa capacidad máxima de inmersión.

Su dueño, Scott Waters, mostró su total predisposición a ayudar: "Por supuesto, si tenemos nuestros certificados completos haremos todo lo posible para contribuir a la investigación con la Policía. Hasta ese momento, estamos trabajando para conseguir los certificados necesarios de nuestro submarino. Si hay algo en lo que podamos ayudar, lo haremos".