ACTUALIDAD

El síntoma de coronavirus que sólo sufren las personas vacunadas

En caso de estornudar más de lo habitual y haber sido inoculado, los investigadores recomiendan hacerse una prueba diagnóstica y aislarse hasta obtener el resultado.

El síntoma de coronavirus que solo es característico para los vacunados

La pérdida de olfato, los dolores de cabeza, la fatiga o la fiebre son algunos de los síntomas más habituales del coronavirus. Ahora, un estudio llevado a cabo por la compañía ZOE y el King's College de Londres ha desvelado una señal que puede apuntar al contagio en el caso de las personas ya vacunadas: estornudar más de lo habitual.

El análisis ha sido efectuado entre unos 4 millones de personas de todo el planeta y con estos resultados, los autores pretenden recordar que las vacunas disponibles en la actualidad únicamente ayudan a controlar la pandemia, pero no protegen del patógeno.

Aislamiento

"Curiosamente, nuestros datos muestran que las personas que habían sido vacunadas y luego dieron positivo por COVID-19 eran más propensas a reportar estornudos como síntoma en comparación con aquellas que no habían recibido un antídoto", recalcan los expertos.

En caso de estornudar con más frecuencia de lo normal y haber sido inoculado con alguno de los sueros contra la enfermedad, los autores de la investigación aconsejan hacerse una prueba diagnóstica y aislarse hasta obtener el resultado de la misma. 

Recomendaciones

Asimismo, dado que estornudar es "una forma clave de propagación de virus", recomiendan cubrirse con un pañuelo o con la parte interior del codo "para minimizar la propagación de las gotitas". Entre las acciones que tampoco se deben realizar están tocarse los ojos, la nariz y la boca hasta lavarse las manos. 

Variante Delta

La variante Delta es la que más preocupa actualmente a las autoridades sanitarias. Se contagia un 60% más que la cepa Alfa y se está produciendo un cambio en sus síntomas. Los más comunes son el dolor de cabeza, el dolor de garganta y la mucosidad, lo que podría provocar que se confundiera con un resfriado fuerte, según afirmó el epidemiólogo del King’s College, Tim Spector. Aunque lo realmente característico de esta mutación es que provoca más dolor de garganta y mucosidad, pero menos tos y pérdida de olfato.