CORONAVIRUS

El primer territorio español 100% inmune a la COVID

La isla de La Graciosa se convertirá el próximo 4 de julio en el primer territorio español con la población mayor de 16 años totalmente inmunizada.

El primer territorio español 100% inmune a la COVID
EFE

El próximo 4 de julio la isla de La Graciosa se convertirá en el primer territorio español completamente inmunizado contra la COVID-19. Ese día se espera que toda su población mayor de 16 años reciba la pauta completa de la vacuna. La pasada semana, la Consejería de Sanidad de Canarias autorizó la inyección de la primera dosis a toda la población mayor de 16 años, y el 4 de julio todos tendrán la pauta completa.

Actualmente, la conocida como “octava isla” tiene a toda la población mayor de 30 años totalmente inmunizada, y tras la autorización de la Consejería de Sanidad, los habitantes comprendidos entre los 16 y 30 años ya han recibido la primera dosis, por lo que, cumpliendo con los plazos, el próximo 4 de julio, la población diana estará totalmente vacunada en la isla, y sólo los menores de 16 años tendrán que esperar las decisiones que se tomen desde el Gobierno central para poder ser vacunados.

Según las autoridades, este acelerón en la vacunación se debe a “una cuestión circunstancial”, pues tras vacunar a los mayores de 30 años se aprovecharon los viales que sobraron para inocular a las 150 personas entre 16 y 30 años, según apunta ABC.

La Graciosa será destino libre de COVID-19

La presidenta del Cabildo, Dolores Corujo, se mostraba feliz con la decisión tomada por la Consejería de Sanidad, y destacaba que esto suponía un paso adelante para la seguridad de los vecinos y las vecinas de La Graciosa, así como para los ciudadanos de Lanzarote que se desplazan frecuentemente a la pequeña isla.

La presidenta también destaca la importancia de esta decisión en la recuperación económica de la isla, pues los visitantes podrán percibir La Graciosa como un destino seguro a partir de julio.

Situada al norte de la isla de Lanzarote, en La Graciosa viven poco más de 750 personas dentro de un territorio con 29 km cuadrados. Durante periodos de vacaciones como verano o Navidad, la isla llega a triplicar su población. A partir de julio, los habitantes de la pequeña isla podrán estar algo más tranquilos ante posibles contagios ya que la población diana estará completamente inmunizada.