Actualidad

Un hombre recupera un anillo perdido hace 45 años

Un detector de metales encuentra la sortija y descubre que se trataba de un objeto perdido en 1976. Así buscaron al dueño, que aún se acordaba del aro.

Un hombre recupera un anillo perdido hace 45 años
WBAY-TV

La historia es tan rocambolesca como real. ¿Qué probabilidades hay de encontrar un objeto 45 años después de haberlo perdido? Seguramente muy pocas, casi ínfimas, pero a veces, muy pocas veces, hay excepciones. Es lo que ha sucedido en Estados Unidos con un anillo el cual había sido perdido en 1976.

Todo empezó cuando Mike Counter, director de prensa de la Universidad St. Norbert College de Wisconsin (Estados Unidos), estaba utilizando su detector de metales para buscar por el suelo cuando su máquina empezó a pitar tras encontrar algo: el hallazgo no era un objeto cualquiera, sino un anillo de 1976 perteneciente al Holy Cross High School, un instituto católico del barrio neoyorquino de Queens.

Tenía grabadas tres iniciales: JRD

El descubrimiento sorprendió a Counter, quien no había encontrado nada igual antes: “Llevo más de 30 años detectando metales y nunca había encontrado un anillo académico”, declaró al medio local WBAY-TV. Ahora, llegaba lo más difícil: encontrar al dueño del anillo. Para ello, contaba con una pista: la sortija tenía que pertenecer a un antiguo alumno del colegio de Queens.

Pero había otra evidencia que podía ayudar: el aro, además de tener grabado el colegio al que pertenecía, también tenía tres iniciales -JRD-, aparentemente las iniciales del dueño del anillo.

¿Cómo localizaron al dueño del anillo?

La investigación no era sencilla, al fin y al cabo no se tenían más pistas, ni tampoco nunca antes alguien había señalado su pérdida. Sin embargo, Counter, con la ayuda de Andy Caldie, un investigador de la universidad de Wisconsin, pronto empezó a dar pasos en la búsqueda. 

Pronto descubrieron que el Holy Cross High School se había fusionado con otro colegio católico que había cerrado anteriormente, pero supieron que las Hermanas de la Providencia de Santa María de los Bosques habían dirigido el centro. Se pusieron en contacto con ella y a través de su ayuda buscaron a estudiantes de la época con las iniciales JRD.

Tras revisar el archivo académico, llegaron a la conclusión de que se trataba de John Daciolas, un antiguo alumno del colegio. Quedaba lo más difícil, que era encontrarlo, pero esta historia aún guardaba una sorpresa más. Para fortuna de los investigadores, Daciolas había estado en contacto con las directoras del colegio tres años atrás, por lo que éstas tenían el contacto de JRD.

La nieve profunda se había llevado el anillo

Así que le enviaron un mail preguntándole por el anillo. Daciolas, sorprendido, asintió, recordando aún la noche en la que lo perdió. Fue poco después de graduarse, cuando de vuelta a su habitación se le cayó en la nieve profunda y le fue imposible encontrarlo. 45 años después, ha aparecido y lo tiene de vuelta.

snc.edu/go/foundring