ACTUALIDAD

Rayos, truenos y relámpagos: ¿qué son cada uno y en qué se diferencian?

Las descargas eléctricas producidas por una tormenta pueden ser de varios tipos: nube-nube, nube-tierra y nube-ionosfera.

Rayos, truenos y relámpagos: ¿qué son cada uno y en qué se diferencian?

Una tormenta es un fenómeno meteorológico asociado al desarrollo vertical de nubosidad acompañado de descargas eléctricas o rayos y, habitualmente, precipitación y rachas de viento intensas en superficie. Las descargas eléctricas pueden ser nube-nube, nube-tierra y nube-ionosfera.

Aunque son peligrosas, son un gran espectáculo de ver. Así, muchas personas disfrutan viendo truenos, relámpagos y rayos, pero existen notables diferencias entre ellos.

Rayo

Se trata de la descarga eléctrica que se produce en un corto espacio de tiempo. Según lo define la Real Academia Española (RAE), es la "chispa eléctrica de gran intensidad producida por descarga entre dos nubes o entre una nube y la tierra".

Relámpago

Un relámpago es la luz que se puede observar cuando se produce la tormenta eléctrica. A diferencia de los rayos, no llegan a tocar tierra pese a que se forman de la misma manera. Tal y como detalla la RAE, es el "resplandor vivísimo e instantáneo producido en las nubes por una descarga eléctrica".

Trueno

Es el ruido que se escucha cuando se produce una expansión y contracción de oxígeno. Los cambios de temperatura extremos provocan que la presión de los gases cambie de manera rápida, lo que genera unas ondas de choque que derivan en el característico sonido del trueno. Para la RAE es el "estruendo, asociado al rayo, producido en las nubes por una descarga eléctrica".