ACTUALIDAD

Aviso a los bañistas en Galicia: prohibido jugar con el delfín Manoliño

La interacción con los humanos ha alterado su comportamiento. Los gremios de pescadores ya han denunciado algunos ataques por parte del animal.

Aviso a los bañistas en Galicia: prohibido jugar con el delfín Manoliño

Los expertos de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma) y del Bottlenose Dolphin Research Institute (BDIR) han advertido del peligro de los encuentros entre los humanos y el delfín de la ría gallega de Muros y Noia. Los bañistas, que se acercan con curiosidad al animal (bautizado como Manoliño), consideran al delfín como una atracción.

Esto está cambiando la actitud del animal. Las primeras interacciones con el delfín fueron muy similares a las idílicas imágenes de amistad submarina. La prensa empezó a hacerse eco de la presencia del cetáceo, lo que atrajo a más curiosos. Esto ha provocado que algunos bañistas hayan intentado montar al animal y que el comportamiento del delfín haya cambiado: Manoliño necesita ahora más atención.

"Lo que quiere es que dejes tu actividad para ponerle atención"

Manoliño ha comenzado a interactuar con más frecuencia y de formas inesperadas con los pescadores y trabajadores de la navaja. Este es el caso de Jorge Senra, un joven mariscador que fue atacado por el delfín mientras buceaba: Manoliño le mordió, le enganchó con los dientes, rompió su traje y lo arrastró de forma brusca a la superficie. El buceador tuvo que ir a un centro de salud para revisar la herida leve y asegurarse de que no había sufrido daños por la descompresión brusca.

“Nos espanta a la navaja, es incómodo trabajar con un animal que lo que quiere es que dejes tu actividad para ponerle atención”, explica Senra. La conducta del ejemplar es normal, aunque ha sido condicionada por el contacto con las personas, según explica Bruno Díaz, presidente del BDIR. “Es necesario que la gente empiece a darse cuenta de que es muy egoísta el comportamiento humano”, lamenta el experto.

Interactuar con los cetáceos es ilegal

Es solo cuestión de tiempo que Manoliño encuentre un nuevo grupo y deje de interactuar con los humanos, según Díaz. El contacto con los cetáceos es ilegal: “No es nada complejo de solucionar, estas acciones son ilegales. Solo hace falta asegurar que se cumpla la ley”, reclama el presidente del BDIR.

Alfredo López, de Cemma, lamenta que cada llamada de atención por evitar incidentes más graves, con un animal salvaje de 300 kilos, haya tenido el efecto contrario: más atención y más interacción. “Hay un desconocimiento total de que es un animal que puede ser peligroso. Las imágenes de gente nadando con él son irreales y provocan un efecto llamada hacia algo que no existe”, concluye Liliana Solís, bióloga del gremio marisquero.