ACTUALIDAD

Una ‘mini-genio’ de 2 años: roza el coeficiente intelectual de Einstein

Con un coeficiente de 146, Kashe Quest puede contar hasta 100, identificar los 50 estados de Estados Unidos o reconocer elementos de la tabla periódica.

Una ‘mini-genio’ de 2 años: roza el coeficiente intelectual de Einstein
@itsmejit Instagram

Con apenas dos años, Kashe Quest ha sorprendido a todo el mundo por su inteligencia. Sus padres se dieron cuenta de que tenía un talento especial cuando observaron que la niña podía recordar y memorizar una gran cantidad de cosas a pesar de su corta edad. “Empezamos a notar que captaba las cosas muy rápido y que estaba muy interesada en aprender. A los 17 o 18 meses había reconocido el abecedario, los números, los colores y las formas”, explica Sukhjit Athwal, su madre, en The Times. Además, en los vídeos que esta difunde en redes sociales, se pueden apreciar otras habilidades como identificar los 50 estados de Estados Unidos, contar hasta 100, reconocer elementos en la tabla periódica o leer en varios idiomas, entre ellos el español.

Entonces, Sukhjit Athwal y Devon Quest, madre y padre de la pequeña, le sometieron a un examen para determinar su coeficiente intelectual y el resultado fue asombroso, pues dio 146 puntos, una cifra muy por encima de la media estadounidense que se ubica en los 90 puntos y cercana a la de grandes mentes que han hecho historia, como la de Bill Gates o Albert Einstein, cuyo coeficiente intelectual es de 160 puntos.

Miembro más joven de Mensa

Este alto coeficiente intelectual le vale para convertirse en el miembro más joven de Mensa, una asociación de personas superdotadas que ofrece a sus integrantes “la posibilidad de enriquecerse con la compañía mutua y de participar en un amplio abanico de actividades”, según explica la agrupación en su página web. Asimismo, Mansa detalla que tiene tres objetivos definidos: “identificar y promover la inteligencia en beneficio de la humanidad, impulsar la investigación sobre la naturaleza, las características y los usos de la inteligencia y proporcionar a sus socios un entorno social e intelectual estimulante”.

Unirse a esta asociación no es una tarea fácil, ya que se necesita una calificación igual o superior a 90 puntos en la prueba de inteligencia estándar, pero Kashe superó estos requisitos con creces. De hecho, se encuentra entre el 2% de la población que tiene una nota superior a 130 puntos. No obstante, sus progenitores quieren que viva una infancia normal, con lo que la madre ha creado una guardería para niños con un coeficiente intelectual muy alto para quitar presión a su hija: “En el fondo todavía tiene dos años y necesita estar con niños de su edad, y no tener esa presión de ser mayor de lo que debe ser”.