ACTUALIDAD

Paga extra de verano en junio: ¿se cobra si estás de ERTE o de baja laboral?

Los trabajadores que se encuentran de baja o en ERTE tienen derecho a la paga extraordinaria proporcional a las horas de trabajo desempeñadas.

Paga extra de verano en junio: ¿se cobra si estás de ERTE o de baja laboral?
MEHDI FEDOUACH AFP

El artículo 31 del Estatuto de los Trabajadores reconoce el derecho de los empleados a recibir “dos gratificaciones extraordinarias al año, una de ellas con ocasión de las fiestas de Navidad y la otra en el mes que se fije por convenio colectivo o por acuerdo entre el empresario y los representantes legales de los trabajadores”. Habitualmente, esta segunda paga extra suele realizarse en verano, a finales de junio o principios de julio, con lo que está a punto de pagarse.

Sin embargo, actualmente hay cerca de 600.000 trabajadores acogidos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con motivo de la pandemia de COVID-19 cuya paga extra podría verse afectada en función del modelo de ERTE al que estén sujetos. También algunos empleados que se encuentran de baja laboral deben tener en cuenta que no tendrán derecho a las pagas extraordinarias.

Paga extra de verano y ERTE

Durante el tiempo que dura un ERTE de jornada completa, el contrato laboral pasa a estar en suspensión, con lo que no se generan derechos a vacaciones o pagas extraordinarias. Por tanto, hay que contabilizar únicamente los días que se han trabajado y calcular a cuánto asciende la paga extraordinaria en función de este tiempo. Por ejemplo, si un trabajador ha estado tres meses en ERTE y ha cobrado las pagas semestralmente, debería cobrar la mitad de la paga establecida. Si la paga se hubiera cobrado anualmente, habría que quitar la parte proporcional a los meses en los que no se trabajó.

En cambio, si el ERTE es de reducción, sí se generaría derecho a las pagas extra, aunque se verían reducidas solo a la proporción de las horas trabajadas. Así, un trabajador con una reducción de jornada del 25% durante tres meses acumulará para su paga extra las horas trabajadas durante este periodo de tiempo, es decir, el 75%.

¿Qué ocurre en caso de baja laboral?

Si el trabajador está de baja laboral, será el convenio colectivo quien certifique si tiene derecho a la paga extra. El contrato de trabajo se encuentra suspendido, con lo que no se genera derecho a la gratificación extraordinaria durante los días que se está de baja. Por ello, correspondería una paga extra proporcional a las horas trabajadas.