ACTUALIDAD

El asteroide que valdría más que la economía global de la Tierra podría ser "una pila de escombros"

Lindy Elkins-Tanto, científica de la NASA, calculó en 2017 que el hierro que contiene Psyche 16 costaría unos 10.000 cuatrillones de dólares en nuestro planeta.

El asteroide que valdría más que la economía global de la Tierra podría ser "una pila de escombros"

Un estudio publicado en The Planetary Science Journal ha desvelado que el asteroide Psyche 16 podría ser en realidad "una pila de escombros". Se cree que su valor supera en miles de veces a toda la economía global debido al valor potencial de sus recursos, por lo que de confirmarse lo divulgado en la revista resultaría sorprendente.

La roca espacial está compuesta de una aleación de diferentes metales y fue descubierta en 1852 por el observatorio de Capodimonte, en Nápoles. Todavía sigue siendo un misterio para los astrónomos, pero debido a sus 225 kilómetros de diámetro es uno de los objetos más masivos del cinturón de asteroides principal que orbita entre Marte y Júpiter.

10.000 cuatrillones de dólares

Lindy Elkins-Tanto, científica estadounidense de la NASA, calculó en 2017 que el hierro que contiene Psyche 16 valdría unos 10.000 cuatrillones de dólares en la Tierra. Pero esta teoría se desmontaría con el nuevo estudio realizado por David Cantillo, investigador de la Universidad de Arizona.

En él se sugiere que el asteroide está compuesto por un 82,5% de metal, un 7% de piroxeno bajo en hierro y un 10,5% de condrita carbonácea que pudo aparecer por el impacto de otros asteroides. Asimismo, los científicos estiman que la densidad de la roca espacial es de alrededor del 35%.

Estimaciones de baja densidad

"Esa caída en el contenido metálico y la densidad aparente es interesante, porque muestra que Psyche 16 está más modificado de lo que se pensaba. Psyche como una pila de escombros sería algo muy inesperado, pero nuestros datos siguen mostrando estimaciones de baja densidad a pesar de su alto contenido metálico", afirmó el experto.

Cantillo y su equipo han reproducido el regolito del asteroide mezclando diferentes materiales en un laboratorio analizando patrones de luz hasta que coincidieron con las observaciones del asteroide con el telescopio.