ACTUALIDAD

La autopsia de Olivia revela que falleció por un edema pulmonar

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha confirmado los resultados de la autopsia realizada a la menor de las niñas desaparecidas en Tenerife.

La autopsia de Olivia revela que falleció por un edema pulmonar
BORJA SUAREZ REUTERS

El pasado jueves, el sónar del buque Ángeles Alvariño, encargado de la búsqueda de Anna y Olivia, encontró a 1.000 metros de profundidad en el mar el cuerpo sin vida de la mayor de las niñas. Tras la realización de la autopsia, se ha conocido que la joven falleció por un edema agudo de pulmón, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Un edema de este tipo puede producirse por un encharcamiento de los pulmones, en este caso, de agua. No obstante, todavía están por determinar las circunstancias exactas que rodearon su muerte, hecho que los expertos de la Guardia Civil siguen investigando.

Olivia Gimeno, de seis años, fue encontrada en el mar después de varias semanas de búsqueda. Además de la autopsia, se está a la espera de conocer el resultado de los análisis toxicológicos, biológicos e hispatológicos, toda vez que se trabaja en la hipótesis de que el padre, Tomás Gimeno, pudo sedarlas antes de meterlas en las bolsas de deporte y arrojarlas al mar.

La autopsia al cadáver de la pequeña acabó el viernes sobre las 15:00 horas de la tarde en el Instituto Anatómico Forense. Previamente, a través de las huellas dactilares, se pudo verificar que el cuerpo hallado en la bolsa de deporte, lastrado mediante un ancla, era de Olivia, la mayor de las niñas. Junto a esta se encontró otra bolsa, aunque vacía.

Búsqueda detenida por problemas técnicos

El hallazgo de la botella de oxígeno y una funda nórdica en el mar cambió el plan del Ángeles Alvariño, que tenía previsto finalizar la búsqueda días atrás. Tras ello, a tres millas náuticas, encontraron a Olivia. Ahora la búsqueda se centra en dar con el paradero de Anna, de apenas un año, y de Tomás Gimeno, del que la Guardia Civil cree que pudo suicidarse tras acabar con la vida de las pequeñas.

Después de 13 días de intensa búsqueda, el buque ha regresado esta mañana al puerto de Santa Cruz de Tenerife, tras registrar una avería en el equipamiento. Según han confirmado a Antena 3, no está claro el alcance de la misma.