ACTUALIDAD

Los mejores países del mundo para jubilarse

El estudio Mercer CFA Institute Global Pension Index señala que España se encuentra en el puesto 22 de los 39 países analizados, por detrás de Malasia o Colombia.

Los mejores países del mundo para jubilarse
EFE

Los gobiernos tienen la importante tarea de cuidar a los trabajadores del país para que no se marchen en busca de mejores oportunidades. En este aspecto, fundamental garantizar que tengan unas condiciones óptimas durante su vida laboral, pero también asegurarles una elevada calidad de vida cuando se jubilen. Recibir una buena pensión o facilitar a las familias el ahorro para afrontar esta etapa de la vida son elementos clave para valorar si un país es atractivo o no para retirarse.

Este dato lo ofrece cada año el Mercer CFA Institute Global Pension Index (MCGPI) en su ranking con los mejores países para jubilarse. Este estudio compara 39 sistemas de ingresos para la jubilación, que abarcan una amplia variedad de políticas y prácticas de pensiones. El podio lo ocupan Holanda, Dinamarca e Israel. España, por su parte, sube del puesto 24 al 22, por detrás de países como Colombia o Malasia.

Holanda

Holanda lidera la clasificación por tercer año consecutivo con un valor de índice de 82,6, la puntuación más alta en 2020. Así, el estudio considera que el sistema de pensiones de este país es un ejemplo a seguir para otras naciones. En concreto, el informe destaca que el sistema usa una pensión pública de tarifa plana y una pensión ocupacional semiobligatoria que depende de las ganancias y acuerdos laborales que cada persona vaya alcanzando. La mayoría de los empleados son miembros de estos planes ocupacionales, con tramos de beneficios definidos para cada sector. Además, estas ganancias se basan en un promedio de vida.

No obstante, siempre hay aspectos que se pueden mejorar para subir la puntuación. En el caso de Holanda son los siguientes:

- Aumentar el ahorro de los hogares y la reducción de su deuda.

- Incrementar la edad de jubilación a medida que aumenta la esperanza de vida.

Dinamarca

Dinamarca ocupa en segundo lugar con una puntuación general de 81,4. Cuenta con un plan público de pensión básica y de una pensión complementaria que se vincula a los ingresos. También hay planes ocupacionales obligatorios en el mundo laboral. El instituto señaló que la puntuación de este país podría mejorarse con las siguientes medidas:

- Aumentar el ahorro de los hogares y la reducción de su deuda.

- Introducir medidas para proteger los intereses de ambos cónyuges en un divorcio.

- Incrementar la edad de jubilación a medida que aumenta la esperanza de vida.

Israel

En tercera posición se encuentra Israel, con un valor de índice general de 74,7, desbancando así a Australia, que queda con una puntuación de 74,2. El sistema de ingresos de jubilación israelí se compone de una pensión estatal universal y pensiones privadas con contribuciones obligatorias de empleados y empleadores. Normalmente, las anualidades se pagan con el sistema de pensiones privado. Según el estudio, Israel podría mejorar de la siguiente forma:

- Aumentando el nivel de activos mantenidos en acuerdos de pensiones privados, reduciendo la dependencia del sistema público.

- Reduciendo la deuda pública.

- Introduciendo protección para afiliados a planes de pensiones privados en caso de mala gestión o fraude.

¿Qué debe mejorar España?

El sistema de ingresos por jubilación de España está basado en un sistema público de pensiones basado en los ingresos y una prestación de asistencia social mínima sujeta a verificación de recursos. El estudio señala que existen planes voluntarios de pensiones personales y profesionales, pero asegura que “la cobertura es baja en comparación con la pensión pública”. Así, para que nuestro país consiga escalar más puestos en el ranking del estudio debe mejorar varias cosas:

- El aumento de la cobertura de los empleados en los planes de pensiones ocupacionales mediante la afiliación o la inscripción automática. De esta manera, aumentaría el nivel de cotizaciones y activos.

- El incremento de la edad de jubilación a medida que aumenta la esperanza de vida.

- El aumento del ahorro de los hogares.