CORONAVIRUS

Varias comunidades se rebelan contra las nuevas restricciones de Sanidad

Madrid, Galicia, Andalucía y País Vasco aseguran que no cumplirán las medidas publicadas en el BOE, que afectan especialmente a la hostelería y al ocio nocturno.

0
Varias comunidades se rebelan contra las nuevas restricciones de Sanidad
Steffi Loos Getty Images

El sábado se publicaron en el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este sábado las nuevas restricciones a hostelería y ocio nocturno aprobadas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para combatir la COVID-19. El acuerdo salió adelante a pesar de contar con la oposición de Madrid, Galicia, Murcia, Andalucía y Cataluña y la abstención de Castilla y León, mientras que el País Vasco ni siquiera participó en el debate. De hecho, muchas de estas comunidades mantienen el pulso al Ejecutivo central y han manifestado su intención de no instaurar las nuevas medidas.

Nuevas restricciones en hostelería y ocio nocturno

A) Locales de ocio nocturno y discotecas:

  • Su apertura se podrá autorizar cuando la situación epidemiológica de la unidad territorial de referencia para el control de la COVID-19 de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre el local esté fuera de los niveles de riesgo o en nivel de alerta 1.
  • El consumo de bebidas y alimentos, tanto en zonas interiores como exteriores, se hará sentado en mesas, debiendo respetar la debida distancia de seguridad un mínimo 1,5 metros entre las sillas de diferentes mesas.
  • No se podrán superar el 50% de aforo máximo en el interior del local, mientras que las terrazas al aire libre podrán ocupar la totalidad de las mesas permitidas asegurando la distancia de seguridad.
  • Las mesas tendrán un límite de seis personas en interior y de diez personas en exterior.
  • El horario de cierre de estos establecimientos será como máximo a las 02:00 horas, pudiendo ampliarse hasta las 03:00 horas.

B) Hostelería y restauración (establecimientos de hostelería, restauración y terrazas, así como en los bares y restaurantes de playa):

  • En los territorios fuera de los niveles de riesgo el aforo permitido será de 50% en interior pudiéndose incrementar en un 10% si se aplican medidas que garanticen un alto nivel de ventilación y control de la calidad del aire. En las terrazas al aire libre se podrán ocupar la totalidad de las mesas permitidas asegurando la distancia de seguridad un mínimo 1,5 metros entre las sillas de diferentes mesas.
  • Se permite el servicio y consumo en barra, manteniendo la distancia antes mencionada. Las mesas tendrán un límite de seis personas en interior y de diez en exterior.
  • El horario de cierre de estos establecimientos será como máximo a la 1 de la madrugada y se dejará de servir a las 24:00 horas.

Madrid recurrirá ante la Audiencia Nacional

La Comunidad de Madrid es una de las regiones más críticas con las nuevas restricciones, hasta el punto en que recurrirá ante la Audiencia Nacional, según anunció el sábado el consejero de Justicia en funciones, Enrique López, que insistió en que el Ejecutivo está invadiendo las competencias autonómicas: “Para que un acuerdo sea obligatorio, primero no debe tener votos en contra y además no puede vulnerar el reparto competencial que establece la Constitución”.

Así, tras participar en una manifestación de la AUGC en la Puerta del Sol, el consejero criticó que estos acuerdos son “ilegales” y “una auténtica barbaridad” desde el punto de vista sanitario. “No tiene criterio técnico, rigor sanitario y desde luego, atacan el sentido común. No puede haber medias más restrictivas en estos momentos que con incidencias que superaban los mil casos por cien mil habitantes en cinco comunidades”, manifestó.

De esta forma, aseguró que la región madrileña seguirá aplicando las medidas de seguridad establecidas en la legislación autonómica, “que son mejores que las que pretende el Gobierno” de Pedro Sánchez, mientras espera “a lo que digan los servicios jurídicos respecto a la aplicación de las medidas que la Comunidad de Madrid viene adoptando”.

Horas antes, el consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, también aseguró que la intención es seguir aplicando el “modelo de Madrid”. “No vamos a permitir que se produzca ese retroceso en la vuelta a la normalidad” en Madrid, aseveró, las medidas impuestas por Sanidad están “fuera del sentido común”, son “incongruentes” y siguen el criterio de “semáforos”, que está “muy alejado de la realidad”.

Galicia seguirá su propia “hoja de ruta”

La Xunta insiste en que, de momento, seguirá su “hoja de ruta” para la desescalada, ignorando las exigencias ordenadas por el departamento dirigido por Carolina Darias. “La asesoría jurídica está terminando de analizar hasta qué punto las comunidades autónomas y, por lo tanto, la Xunta, estaríamos obligadas a seguirlas”, señaló el vicepresidente del Ejecutivo gallego, Alfonso Rueda, en declaraciones a los medios antes de participar en un acto celebrado el sábado en Santiago.

Con estas palabras, el número dos de la Xunta dejó claro que dependiendo del informe que presente el departamento jurídico se determinará si Galicia aplicará o no las medidas para la desescalada diseñadas por el gobierno central: “Si nos dicen (servicios jurídicos) que es obligatoria, no somos un gobierno insumiso”.

El País Vasco mantendrá también su plan ‘Bizi Berri’

El Gobierno vasco reiteró el sábado que las medidas preventivas aprobadas el pasado lunes para contener la pandemia siguen en “vigor” pese a la publicación en el BOE de las nuevas restricciones a nivel nacional.

El Ejecutivo de Vitoria ha insistido en que en Euskadi está vigente la Declaración de Emergencia Sanitaria aprobada el 17 de agosto de 2020 y el plan ‘Bizi Berri’ que recoge las medidas en función de la situación epidemiológica. Ha explicado que ambos elementos amparan al consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi, que preside el lehendakari, Iñigo Urkullu, para adoptar las restricciones mediante los correspondientes decretos.

El jueves, el lehendakari ya advirtió de que el Gobierno regional iba a seguir “manteniendo su hoja de ruta” en la lucha contra la pandemia porque, afirmó, ha demostrado ser “eficaz”. Además, el viernes, el portavoz del Ejecutivo autonómico, Bingen Zupiria, acusó al Gobierno central de haber roto la “lealtad” y las “normas”. Asimismo, aseguro que, aunque “la desobediencia no ha sido el estilo” de Urkullu, “la sanidad no puede ser una excusa para poner patas arriba un modelo de relaciones bilaterales entre el Gobierno y el Estado porque una de las partes así lo haya decidido”.

Andalucía se niega a “arruinar definitivamente” a la hostelería

El portavoz de la Junta de Andalucía y del PP-A, Elías Bendodo, manifestó el sábado su firme rechazo a las nuevas restricciones. “Que el Gobierno de España no cuente con Andalucía para arruinar definitivamente a estos sectores que han estado muy castigados durante toda la pandemia y han hecho un esfuerzo”, manifestó en referencia a la hostelería y el ocio nocturno.

De este modo, Bendodo aseguró que se van a seguir las normas acordadas por la Junta porque “el Gobierno quiere imponernos a las comunidades autónomas unas normas que no son competencia del Estado, que son competencia de las comunidades”. Aun así, indicó que “Andalucía es leal con el Gobierno de España, pero exigente y queremos asumir nuestras competencias”, por lo que “no nos pidan colaboración para acabar o hundir al sector de la hostelería en Andalucía”.

Compartía así discurso con Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, que el viernes calificó la decisión del Gobierno central como una “invasión de competencias brutal”. A su juicio, cualquier decisión que afecte a la Interterritorial de Salud “hay que conseguirla con diálogo y consenso, no desde imposición".

Murcia también sopesa desobedecer

La Región de Murcia también sopesa desobedecer al Consejo Interterritorial de Salud, ya que el acuerdo “no tiene coherencia” y reduce medidas más flexibles adoptadas en la comunidad murciana, cuyos representantes votaron en contra de estas medidas. El presidente de la comunidad, Fernando López Miras, aseguró el viernes que los servicios jurídicos están estudiando el texto, aunque opinó que la decisión estatal restringiría “muchísimo más” la actividad de la hostelería en la región, cuando se está demostrando que se pueden ir flexibilizando medidas, al tiempo que se prolonga la apertura hasta la 1 de la madrugada, mientras se reducen los contagios y hospitalizados y la incidencia acumulada de coronavirus es de las más bajas de España.

Tras criticar al Gobierno por haber dejado “solas” durante “un año y medio” a las comunidades autónomas en la toma de decisiones para frenar la pandemia, sin adoptar un criterio común, el presidente de la comunidad censuró que, en estos momentos, con la situación epidemiológica actual, el Ejecutivo quiera “imponer” restricciones “sin ningún sentido”, por lo que le pidió que “recapacite” y adopte medidas “coherentes” a la incidencia de la COVID-19.