ACTUALIDAD

Crisis migratoria en Ceuta: todo lo que debemos saber del conflicto fronterizo con Marruecos

España ha desplegado al Ejército y reforzado los cuerpos y fuerzas de seguridad para controlar la llegada masiva de inmigrantes desde Marruecos.

Durante el lunes 17 de mayo, Ceuta presenció la llegada masiva de más de 5.000 inmigrantes sin papeles, la mayoría de ellos de nacionalidad marroquí, entre los que había unos 2.000 menores y un fallecido, según han señalado fuentes del Gobierno a la agencia EFE. Estas personas llegaron especialmente entre las 16:30 y las 19:00 horas, bien a nado o saltando la parte final de la valla, desde la ciudad de Fnideq, bordeando un espigón que marca la frontera entre los dos países. Durante las primeras horas de este martes, ha seguido llegando personas de manera irregular, con lo que el total ronda los 6.000 inmigrantes, según cifras ofrecidas por el Ministerio del Interior.

Se trata de un suceso inédito en nuestro país, pues ni en los momentos de mayor presión migratoria se alcanzaron estas cifras. El récord más reciente se batió el fin de semana del 7 y 8 de noviembre de 2020 en Canarias, cuando entraron 1.500 personas en un día y acabaron desembarcando casi 2.200 migrantes durante el fin de semana completo.

Ante la gravedad de la situación, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cancelado el viaje a Francia que tenía previsto y, en su lugar, se desplazará a Ceuta. Asimismo, ha asegurado que ha asegurado que el Ejecutivo actuará con “máxima firmeza” para velar por la seguridad de los ciudadanos y ciudadanas, así como para “defender su integridad”. “Vamos a restablecer el orden en Ceuta y Melilla. Seremos firmes. Ante cualquier desafío, eventualidad y cualquier circunstancia”, ha añadido en rueda de prensa.

Se han desplegado varias unidades del Ejército de Tierra

Para tratar de controlar la situación, el Gobierno de España ha desplegado este martes varias unidades del Ejército de Tierra a las naves del Tarajal, donde se concentra a buena parte de los inmigrantes, especialmente los menores de edad. Según la Delegación del Gobierno, los soldados se van a encargar, de la mano de la Policía Local, la Nacional y la Guardia Civil, de “agrupar a los inmigrantes desperdigados” y prestar todo el “apoyo logístico” necesario. También se ha creado un Comité de coordinación integrado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policía Local y efectivos de la Comandancia General de Ceuta para “controlar los puntos sensibles y mantener el orden”.

Además, la Guardia Civil “ha reforzado su presencia en la frontera, espigones y perímetro fronterizo”. Por su parte, la Secretaría de Estado de Comunicación y el ministro del Interior han anunciado que se ha acordado “el refuerzo inmediato de los efectivos de Guardia Civil y de Policía Nacional en la zona”. En concreto, se van a reforzar con cerca de 50 efectivos de la Guardia Civil los lugares más susceptibles de paso en Ceuta ante lo que está pasando y con 150 efectivos a la Policía Nacional. Asimismo, Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior, ha explicado que “habrá patrullas mixtas de Policía y Guardia Civil, además de patrullas del Ejército, que pueden realizar las tareas con ellos”.

Las imágenes de la frontera de Ceuta muestran a militares equipados con chalecos de protección, cascos y porras, además de vehículos blindados de tipo BMR. Las primeras unidades movilizadas han sido de la Legión y Regulares, aunque todos los efectivos en la ciudad autónoma están en alerta.

2.700 personas han sido devueltas

La intención del Gobierno es negociar con Marruecos la devolución de los inmigrantes que han llegado de forma ilegal a Ceuta. De hecho, Grande Marlaska ha asegurado que ya han devuelto a 2.700 personas. Así, ha subrayado que continuará con esta política de “devolución por cauces legales” por “el tiempo que sea necesario”. “Ceuta es tan España como Madrid, Sevilla o Barcelona”, ha insistido. También ha concretado que los 200 agentes desplegados como refuerzo harán labores de seguridad ciudadana, e incluyen a “agentes de extranjería y fronteras para agilizar los trámites de devolución”.

La Unión Europea se ha solidarizado con España

La situación ha dado la vuelta al continente europeo y la Comisaria Europea de Asuntos Internos, Ylva Johansson, ha pedido este martes a Marruecos que mantenga la vigilancia para impedir el paso ilegal de migrantes hacia Ceuta. “Lo más importante ahora es que Marruecos mantenga su compromiso de impedir los pasos ilegales y que quienes no tengan derecho de permanecer sean devueltos de forma ordenada y efectiva”, dijo ante el Parlamento Europeo.

También el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se ha posicionado a favor de España, mostrando su “apoyo y solidaridad” hacia nuestro país. “Las fronteras de España son las fronteras de la Unión Europea”, ha escrito en su cuenta de Twitter.

Ceuta ha suspendido la vacunación

El presidente de Ceuta, Juan Vivas, ha asegurado este martes en Onda Cero que, ante la llegada de estos inmigrantes, los ciudadanos de la ciudad autónoma están “con miedo y asustados” encerrados en sus casas y muchos niños no han ido este martes al colegio: “El ambiente en Ceuta es de estado de excepción”. Ante este escenario, ha anunciado que este miércoles se suspenderá la campaña de vacunación. Ha explicado que hoy no se ha podido pausar porque todas aquellas inyecciones que no se ponen se pierden.

Origen del suceso

El acontecimiento ha ocurrido después de que Marruecos decidiera levantar sus controles migratorios, tensando la relación con España. La principal hipótesis es que los servicios de inteligencia marroquíes averiguaron el pasado mes de abril que el general del Frente Polisario, Brahim Gali, había sido ingresado bajo una identidad falsa en un hospital de Logroño a causa de una infección por coronavirus. Un acto que el país tomó como una ofensa y avisó de que podría tener consecuencias.