ITV

Código de defectos de la ITV: ¿Cuál es el listado y en qué se diferencian las faltas leves y graves?

Te contamos cómo identificar las faltas y las incidencias de las que debes preocuparte para circular con tu vehículo sin problemas.

ITV DEFECTOS
as.com

Cuando llevamos nuestro vehículo a pasar la ITV podemos obtener 3 calificaciones: favorable, desfavorable o negativa. Y es que a través de la ITV, o inspección técnica de vehículos, la Dirección General de Tráfico (DGT) pretender asegurar que todos los vehículos en circulación cumplen las condiciones técnicas que se exigen en España para que puedan seguir en carretera.

A partir del cuarto año de antigüedad ya es obligatorio que los turismos pasen esta inspección periódica y, desde ese momento, deberán pasarla cada 2 años hasta que cumpla los 10 años, fecha a partir de la cual la ITV pasa a ser anual.

Qué pasa si mi calificación es desfavorable o negativa

Si en la inspección se detectan defectos graves, será obligatorio que volvamos a pasar la ITV una vez reparados esos daños. Si es desfavorable, podrás conducir tu vehículo hasta el taller. Si se trata de una calificación negativa, el vehículo deberá ser remolcado en grúa y no podrás tocarlo.

Tiempo para arreglar el vehículo ante de la próxima ITV

Los plazos para subsanar fallos que provocan el resultado desfavorable a la hora de pasar la ITV los fijan las comunidades autónomas, que tienen transferidas las competencias; pero por norma general nos dan un par de meses para arreglarlo. Puede haber excepciones, ya que si el encargado de pasar la ITV calcula que con dos meses no es suficiente para corregir los defectos que han provocado esa inspección desfavorable te puede dar unos días más de margen para solucionar el problema. Puede darse el caso de que tu comunidad autónoma te dé menos plazo, por lo que la ITV te indicará el tiempo que te conceden.

No se puede circular con una ITV desfavorable, aunque hay una excepción: ir de la estación de la ITV al taller para reparar los defectos y del taller a la ITV para la segunda inspección del vehículo. De hecho, esta es la gran diferencia entre una ITV desfavorable y una inspección negativa, en el segundo caso el vehículo es un peligro rodante y será inmovilizado, por lo que necesitarás una grúa para llevarlo al taller. Si circulas con la ITV desfavorable te pueden sancionar con una multa de 200 euros.

Fallos que provocan una ITV desfavorable

  • Los que afectan a la seguridad
  • Tener un retrovisor roto
  • Los frenos en mal estado
  • Utilizar neumáticos diferentes en el mismo eje
  • Utilizar bombillas sin homologar
  • Problemas con la emisión de contaminantes

Cuánto cuesta la segunda ITV

Depende. La segunda revisión te puede salir más cara. En Aragón, Andalucía o las dos Castillas es gratis, siempre que sea dentro de los dos primeros meses, plazo que se reduce a un mes en Euskadi, Navarra o La Rioja -en el segundo mes se paga el 70%-, 21 días en Asturias, dos semanas en Catalunya o 15 días hábiles en Cantabria y Canarias. En Madrid depende de la estación, en Valencia siempre se paga el 70%, en Baleares depende del defecto y de la isla y en Galicia siempre es gratis.

Sí, se puede pasar la ITV con fallos leves

Se consideran defectos leves aquellos que no tienen un impacto significativo en la seguridad del vehículo o la protección del medio ambiente. Este tipo de fallos leves se indican en el listado de la primera columna de las tablas de calificación y se permite que el vehículo siga circulando. Los defectos leves no requieren de otra inspección una vez solucionados, pero deben repararse cuanto antes.

Faltas graves

Los defectos graves son aquellos que, al pasar la ITV, afectan a la seguridad del vehículo ya sea perjudicando al medio ambiente o poniendo en peligro a otros usuarios. Cuando uno de estos problemas aparece al pasar la inspección de vehículos, la calificación técnica otorgada es desfavorable o negativa y el vehículo queda inhabilitado para circular por la vía pública exceptuando el traslado al taller. Una vez solucionado el problema, deberás volver a pasar la inspección técnica de vehículos.

Estos defectos van desde fallos de alumbrado y señalización, fallos en la carrocería como bisagras en mal estado, presencia de óxido o aristas cortantes. También se consideran faltas graves los problemas en el motor y los frenos como la pérdida de líquidos o una eficiencia de frenado de menos del 50%.

Otros fallos graves son:

-en la dirección

-las suspensiones

-fisuras en las lunas y los cristales

-fallos en el depósito de combustible

Los fallos a la hora de identificar el vehículo también se consideran faltas graves. Si el número de bastidor no coincide con la documentación o la matrícula está en malas condiciones (o ha sido manipulada), la calificación será desfavorable o negativa y el vehículo se retirará de la circulación.