CORONAVIRUS

¿Qué protección tiene la primera dosis de AstraZeneca y qué inmunidad se consigue?

La primera dosis tiene una protección de al menos 76% durante los tres primeros meses y ralentiza la propagación del virus.

¿Qué protección tiene la primera dosis de AstraZeneca y qué inmunidad se consigue?
LIM HUEY TENG REUTERS

La vacuna contra la COVID-19 desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford sufrirá un parón en la Unión Europea tras romper su acuerdo de renovación del contrato de suministro a partir de junio. Mucha gente ha recibido sólo la primera dosis, y a la espera de ver como avanza el estudio de un posible segunda dosis con otro tipo de vacuna, este fármaco ya otorga cierta inmunidad con la primera inoculación.

Inicialmente, una investigación publicada en febrero en Preprints with The Lancet, concluyó que la primera dosis otorga protección al 76% de los vacunados durante, al menos, tres meses y que logra reducir la transmisión de la enfermedad en un 67%. Además, los datos reflejaron que retrasar la administración de la segunda dosis podría aumentar la efectividad de la vacuna. Los científicos observaron que si la segunda inyección se pone 12 semanas después de la primera la protección media contra el virus aumenta hasta el 82%, mientras que esperando seis semanas la cifra se reduce al 54,9%

Otro de estos estudios, el de la Universidad de Rochester (EE UU), ha revelado que el fármaco presenta una eficacia del 79% en prevenir la COVID-19 sintomática y del 100% para evitar los casos graves y hospitalizaciones, tal y como anunció la farmacéutica en un comunicado. Fue en un ensayo con 30.000 voluntarios, de los que poco más de 20.000 recibieron la vacuna y el resto placebos. Estos últimos datos aumentarían la eficacia que se otorgaba en un principio al fármaco.

Eficaz en personas mayores de 65 años

El estudio refleja que “la eficacia de la vacuna fue constante según la etnia y la edad”. Concretamente, en los participantes de 65 años o más, la efectividad fue del 80%.

“Estos hallazgos confirman los resultados previos observados en los ensayos AZD1222 en todas las poblaciones adultas, pero es emocionante ver resultados de eficacia similares en personas mayores de 65 años por primera vez. Este análisis valida la vacuna AstraZeneca COVID-19 como una opción de vacunación adicional muy necesaria, y ofrece la confianza de que los adultos de todas las edades pueden beneficiarse de la protección contra el virus”, manifiesta Ann Falsey, profesora de la Facultad de medicina de la Universidad de Rochester y co-líder del ensayo.