CORONAVIRUS

La UE lo fía todo a Pfizer

Bruselas confirma el contrato para la compra de hasta 1.800 millones de dosis para la Unión Europea, de las cuales 900 millones son seguras hasta 2023.

Ursula von der Leyen Unión Europea contrato Pfizer
MIGUEL RIOPA AFP

Si bien la relación entre AstraZeneca y la Unión Europea no ha fluido como se esperaba por motivos como la falta de dosis, el matrimonio con Pfizer progresa adecuadamente y una muestra de ello es el nuevo contrato firmado entre ambos por el cual se han comprado 900 millones de vacunas de BioNTech y Pfizer para toda la UE en el periodo de 2021 a 2023.

Además, de cara a este plazo también existe una opción de compra por otra cantidad similar, de manera que en total se podría disponer de hasta 1.800 millones de dosis en los próximos dos años. De esta manera, Europa apuesta fuertemente por esta vacuna para combatir la COVID-19.

Así lo ha confirmado este sábado la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, a través de su cuenta de Twitter: “Feliz de anunciar que @EU_Commission acaba de aprobar un contrato de 900 millones de dosis garantizadas (+900 millones de opciones) con @BioNTech_Group @Pfizer para 2021-2023. Seguirán otros contratos y otras tecnologías de vacunas”.

Fructifican las negociaciones, dentro de las varias prioridades

Las conversaciones con Pfizer comenzaron hace más de un mes, cuando la propia Von der Leyen confirmó en abril que estaban en negociaciones para terminar de perfilar los detalles del acuerdo de compra de las dosis. Todo ha avanzado con éxito y esta semana solo quedaba el visto bueno formal del Colegio de Comisarios.

La prioridad de cara a las próximas semanas es dar inyecciones de refuerzo, lidiar con posibles variantes y permitir la vacunación de niños y adolescentes, algo que también ha asegurado la presidenta del organismo europeo en Twitter.

Todo esto se ha hablado este fin de semana en la reunión que ha habido en Oporto (Portugal) entre los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, donde se han discutido, entre varios aspectos, la intención de aumentar la producción y distribución de vacunas contra el coronavirus. Algo que precisamente se hace efectivo con esta importante adquisición de dosis a Pfizer.

Exportar las vacunas frente a suspender las patentes

Este ha sido otro de los puntos fuertes de discusión en la cumbre portuguesa, a raíz de la propuesta de Estados Unidos de liberar las patentes y la posterior confirmación de Von der Leyen de valorarla.

Joe Biden, presidente del país americano, sostuvo que era la mejor opción para aumentar la producción a nivel mundial y acelerar el ritmo de vacunación. La alemana señaló que, sin convencerle mucho, estaría dispuesta a estudiarlo.

No obstante, desde la Comisión Europea prefieren que se proceda a exportar las vacunas a otras partes del mundo y así se lo ha trasladado a Estados Unidos, mientras se inician o no las negociaciones sobre las patentes.

Emmanuel Macron, presidente francés, ha sido otro que se ha manifestado pidiendo a Estados Unidos que “levante la prohibición de exportación” de las vacunas antes de debatir la liberalización de patentes para el largo plazo.

El pasaporte COVID, otro asunto pendiente

Otro de los anuncios recientes de Von der Leyen ha sido el confirmar que también están avanzando en la confección del pasaporte COVID para que esté listo en junio. Es otro de los frentes abiertos sobre los que ha hablado en la cumbre europea de Oporto.

Cree que habrá pronto un acuerdo político, antes de que acabe el mes. “La gente tendrá una prueba de que fue vacunado, de que se realizó un test con resultado negativo o de que pasó el virus y tiene anticuerpos”, ha explicado.