ACTUALIDAD

Las obras en un Aldi en Barcelona descubren un yacimiento romano

Sobre este yacimiento, uno de los más importantes de la península Ibérica, se tenía conocimiento desde principios del siglo XX, pero se desconocía su extensión.

Las obras en un Aldi en Barcelona descubren un yacimiento romano

Sorpresa mayúscula la que se han llevado en la localidad de Calella (Barcelona). Sobre un terreno destinado a ser la ubicación de un supermercado de la cadena alemana Aldi se ha hallado la extensión real del yacimiento romano de Roser, del que se tenía conocimiento desde principios del siglo XX.

Durante las obras de construcción se ha conocido el buen estado de conservación que mantiene este hallazgo, formado por un antiguo centro vitivinícola y una residencia. Está considerado como uno de los más importantes de la península Ibérica, pero hasta ahora no había sido excavado. El terreno, comprado recientemente por Aldi, está destinado a la construcción de una tienda, 32 pisos de alquiler y 144 plazas de aparcamiento.

Ya en los años 40, 70 y 80 se intentó conocer su extensión, pero ha sido ahora cuando se ha podido constatar el tamaño de las ruinas, que se encuentran en un estado óptimo y podrían abarcar unos 2.000 metros cuadrados entre el centro de producción y la casa, que habría pertenecido a un productor de ánforas.

La arqueóloga Almudena García ha explicado a algunos medios de comunicación que también se encontró una parte de los baños de la villa, además de varias estancias de la casa, en las que se conservan algunas pinturas. La alcaldesa de la localidad, Montserrat Candini, ha confirmado a EFE que las excavaciones las sufraga Aldi, en el marco de un convenio con el ayuntamiento. Según este, se contempla la conservación, visualización y museización del yacimiento hasta que pase a ser propiedad del municipio.

Presión vecinal para su conservación

La posición oficial del Ayuntamiento, tal y como ha confirmado Candini es la de "encontrar un equilibrio entre la preservación y la socialización" de las ruinas. Así, abogan por crear una "cripta arqueológica" con el fin de proteger el yacimiento y que pueda visitarse.

El proyecto, sin embargo, no cuenta con el el apoyo de toda la comunidad. Grupos de vecinos han creado la Plataforma por la Dignificación de la Villa Romana de Calella, mientras que otros han lanzado una campaña en Change.org para detener la construcción del supermercado y que las ruinas queden al descubierto y así fomentar el turismo. Finalmente, la alcaldesa asegura que se hará "lo que aconsejen los expertos".