CORONAVIRUS

La explicación por la que se necesitará una tercera dosis de Pfizer

La aparición de nuevas variantes del coronavirus y la disminución de la inmunidad con el paso del tiempo se alzan como las principales explicaciones de la dosis de refuerzo.

La explicación por la que se necesitará una tercera dosis de Pfizer
CAGLA GURDOGAN REUTERS

El pasado 15 de abril, el CEO de Pfizer, Albert Bourla, vaticinó la posibilidad de que fuese necesaria la administración de una tercera dosis de la vacuna “de refuerzo” para que el sistema inmunitario garantizase la inmunidad frente al coronavirus durante más tiempo. Los motivos que justificarían la inoculación de una nueva dosis tendrían que ver con la aparición de las nuevas variantes y con la pérdida de eficacia de las vacunas con el paso del tiempo.

Al menos, estas son las explicaciones que han aportado en el diario CNBC la cofundadora de BioNTech, la Doctora Ozlem Tureci, y el director científico de respuesta contra la COVID-19 de la administración Biden, David Kessler.

“Desconocemos, por el momento, cuánto dura la respuesta de los anticuerpos. Parece fuerte, pero hay algo de declive con el paso del tiempo”, ha subrayado Kessler. “La disminución de la respuesta inmunitaria es un suceso que ocurre en las personas que han superado la enfermedad, por lo que se espera que ocurra también con los pacientes vacunados”, ha añadido Tureci.

Un estudio publicado por las compañías resaltaba que la efectividad de la vacuna seis meses después de su inoculación ascendía al 95% frente al 91% obtenido en sus ensayos clínicos previos al lanzamiento comercial de las dosis.

La inoculación de esta tercera dosis no debería suponer un problema importante para la vacunación en el mundo, pues los Gobiernos de los países desarrollados han adquirido una mayor cantidad de dosis de las que en un principio se necesitaban para solucionar imprevistos como este. De hecho, en el mes de diciembre de 2021, coincidiendo con el primer aniversario del inicio de la campaña de vacunación en el mundo, se espera que la cantidad de vacunas disponibles para la humanidad sea máxima y que gran parte de la ciudadanía mundial haya sido ya inmunizada.

Vacuna anual

A su vez, la cofundadora de BioNTech anunció la posibilidad de que la vacuna contra el coronavirus se tuviese que administrar de forma anual, “de igual manera que ocurre con la de la gripe”.

La continua aparición de nuevas variantes del coronavirus puede suponer un reto para la efectividad generada por los fármacos. Por ello, como ya adelantó Bourla el 15 de abril, Pfizer y BioNTech están trabajando para estudiar la respuesta que genera en las personas ya inmunizadas la aplicación de esta tercera dosis.

En caso de que fuera necesaria la inoculación de vacunas contra el coronavirus de forma anual, las agencias reguladoras no exigirían la realización de unos ensayos clínicos prolongados, sino que actuarían de igual manera que con la de la gripe al entender que se producen mínimas modificaciones en el preparado original.

Moderna también se plantea la necesidad de una tercera dosis

El director ejecutivo de Moderna, Stephane Bancel, declaró a CNBC que la compañía estaba trabajando para tener disponibles dosis de refuerzo “en el mes de otoño” para proteger a las personas inmunizadas ante la llegada del invierno.

La tercera dosis, según Bancel, estaría preparada para proporcionar al paciente una mayor inmunidad contra las nuevas cepas y, especialmente, contra la B.1.351, más conocida como la variante sudafricana, pues es la que más problemas ha presentado para las vacunas.