ARMADA

Bautizo del submarino Isaac Peral, el más potente del mundo

La princesa Leonor lo ha bautizado esta mañana en Cartagena. Es el primero de los cuatro submarinos que construirá Navantia y estará operativo en 2023.

Bautizo del submarino Isaac Peral, el más potente del mundo

España contará con un nuevo submarino en su flota naval que estará operativo en el año 2023. Hoy se ha puesto a flote el S-81 Isaac Peral, que se convertirá en el tercer submarino de la flota y el primero de diseño y producción 100% españolas. Se trata del submarino convencional (no nuclear) más avanzado del mundo, según informa 20 Minutos.

La ceremonia de puesta a flote ha sido presidida hoy por los reyes de España, que han sido acompañados por la Princesa Leonor (madrina del submarino) y la Infanta Sofía, el presidente de la región murciana, Fernando López Miras, y la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Para la ministra de Defensa, Margarita Robles, este submarino “es ciencia, innovación y futuro” y se trata de un “hito histórico” de todos los que han hecho posible “esta obra maestra” y de “este gran país”.

El buque ha sido bendecido por el ordinario castrense de España, Carlos Jesús Montes, siguiendo la fórmula tradicional de la Armada Española en la que la princesa de Asturias ha cortado un cable que ha provocado el impacto de una botella contra el casco del submarino.

El S-81 Isaac Peral servirá para corregir una situación precaria de la flota española, que solo cuenta con dos naves, el Tramontana y el Galerna, encontrándose esta última en un proceso de inspección llamado “garena” que suele durar unos dos años y que, por tanto, la mantiene inactiva.

A esta nave se le unirán el S-82 Narciso Monturiol, el S-83 Cosme García y el S-84 Mateo García de los Reyes tras una inversión de casi 4.000 millones de euros por parte de Defensa. El S-81 Isaac Peral se enfrenta ahora a las pruebas de mar del submarino y la creación de su modelo de sostenimiento.

Características

El submarino S-81 Isaac Peral ha sido fabricado en el astillero de la empresa pública Navantia en Cartagena (Murcia). El sumergible tiene 80 metros de eslora, 11,6 metros de manga y 6 metros de calado, así como capacidad para 32 tripulantes y 8 fuerzas especiales.

La nave alcanzará los 10 nudos (18,5 km/h) en superficie y 19 nudos (35 km/h) cuando esté sumergido. Asimismo, tendrá una autonomía de 50-60 días en superficie y de 21-30 días en inmersión.

Respecto al armamento, el buque tiene capacidad para 12 armas largas y 6 tubos lanzatorpedos que pueden lanzar multitud de estos, entre ellos, misiles Tomahawk, unas armas guiadas por GPS que pueden ir a más de 800 km/h y alcanzar a objetos a más de 1.600 km/h.

Entre sus principales ventajas se encuentra el sistema de propulsión independiente del aire (AIP) y su discreción, gracias, en concreto, al diseño de su hélice, uno de los secretos mejor guardados por parte de los ingenieros.

Tras el éxito de este diseño, Navantia ha presentado su oferta al concurso público de la India para la construcción de 6 submarinos. De ser escogida, la operación podría suponer una inyección de 7.000 millones de euros para la empresa pública nacional.