CORONAVIRUS

Reino Unido pagará a jóvenes por reinfectarse de coronavirus

El estudio busca conocer la cantidad mínima de virus necesaria para la reinfección por coronavirus. Los voluntarios recibirán una importante cuantía.

Reino Unido pagará a jóvenes por reinfectarse de coronavirus
VITHAS ALICANTE - Archivo EUROPA PRESS

Controvertido estudio el que llevará a cabo la Universidad de Oxford en Reino Unido. Según ha informado Sky News, un grupo de jóvenes que ya han pasado la COVID-19 serán expuestos al virus de forma deliberada en un próximo ensayo de "desafío humano". Con él esperan descubrir la cantidad de virus se necesita para provocar una reinfección y lo que pueda significar esto para desarrollar una inmunidad contra la enfermedad.

Los voluntarios serán personas de 18 a 30 años que hayan superado previamente la enfermedad. Así, serán expuestas al virus en un entorno seguro y controlado. Una vez inoculado el virus, serán puestos en cuarentena durante más de dos semanas (17 días) y recibirán asistencia por parte de investigadores hasta que no haya riesgo de infectar a terceras personas. Para incentivar esta iniciativa, se ofrecerá 5.000 libras (unos 5.800 euros) a los participantes.

El estudio nace de una reciente investigación sobre la posible reinfección de la enfermedad en las personas más jóvenes: en un ensayo en Estados Unidos, el 10% de los participantes terminó siendo reinfectado. "Cuando reinfectemos a estos participantes, sabremos exactamente cómo ha reaccionado su sistema inmunológico a la primera infección por COVID, exactamente cuándo ocurre la segunda infección y exactamente la cantidad de virus que contrajeron", asegura la profesora Helen McShane, investigadora principal.

Estudio en dos fases

La cepa que se usará para reinfectar a los pacientes voluntarios será la original de Wuhan, pues es sobre la que se tiene más información, aunque no descartan incluir alguna otra variante. Este estudio constará de dos fases: la primera de ellas, con 64 voluntarios, tendrá el objetivo de establecer qué dosis es la más baja que se necesita para que el virus empiece a replicarse.

Después de que se establezca dicha cantidad, se empleará para infectar a los participantes. El inicio de esta fase está previsto para el comienzo del verano. A pesar de la polémica, la profesora McShane defiende este tipo de estudios. "Los estudios de desafío nos dicen cosas que otros estudios no pueden porque, a diferencia de la infección natural, están estrictamente controlados".