CORONAVIRUS

Las mascarillas transparentes que promocionan 'influencers' y que no protegen

Se trata de los modelos fabricados con policarbonato o PVC, que no pueden certificarse, y que algunos famosos muestran en redes sociales.

Rosa Benito mascarillas coronavirus PVC influencers

Las mascarillas son ya un elemento más de nuestro día a día, y como cada objeto que acaba comercializándose, se produce consigo un proceso de innovación, de venta masiva, de búsqueda de nuevos modelos, nuevas formas, y las marcas se ven atraídas por sacar sus propios productos.

Desde un principio se ha dejado claro que las mascarillas son material de protección sanitaria, no una prenda de vestir, y se ha repetido en multitud de ocasiones las mascarillas que sirven y las que no, y para ello existen los certificados y especificaciones.

Uno de los aspectos más demandados o más buscados por parte de las marcas o empresas fabricantes de mascarillas es lograr que sean transparentes. Se pudo ver recientemente en Estonia, con unas “mascarillas del futuro” que podrían tener recorrido. Sin embargo, una cosa es esto y otra las mascarillas transparentes promocionadas por influencers.

El Consejo General de Enfermería, en contra de ellas

El pasado mes de diciembre, el Consejo General de Enfermería (CGE) lanzó un comunicado a modo de advertencia acerca de unas mascarillas transparentes de PVC que famosos e influencers estaban mostrando en sus redes. Afirmaban que no protegían y que eran un riesgo para la salud.

“Estas mascarillas no están certificadas ni homologadas en España y no se recomienda su uso. A no ser que sea estrictamente necesario por motivos por los que las personas necesiten mostrar su expresividad y poder leer los labios”, afirmaba Guadalupe Fontán, enfermera del Consejo General de Enfermería (CGE).

Estas mascarillas de PVC o de policarbonato no cumplirían con la especificación UNE 0065 o la normativa europea CWA 17553, es decir, no estarían homologadas. “En España se hizo una normativa únicamente para las higiénicas reutilizables de tela, por lo que los modelos fabricados con policarbonato o PVC no pueden certificarse. Hay algunas que tienen una certificación europea, esa certificación las acredita como Equipo de Protección Individual (EPI) pero no como un protector respiratorio”, añadía.

Las mascarillas no filtrarían ni impedirían la propagación de los aerosoles, de manera que su función sería meramente estética. “No debemos olvidar que la mascarilla es útil para no propagar el virus. Su función no es ser un complemento de moda y tampoco sirven para evitar multas. Son una barrera de contención de la incidencia de la pandemia”, defendía también Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Las publicaciones de la polémica

Personas famosas y con miles de seguidores en redes sociales como Instagram empezaron a publicar imágenes de actos promocionales en los que participaban haciendo uso de estas mascarillas.

Por ejemplo, se ha podido ver a Mónica Naranjo, Amor Romeira, Isabel Torres o Rosa Benito con estas mascarillas de PVC o policarbonato. En cualquier caso, las lleven ellas o las lleven otras personas, estas mascarillas transparentes no protegen y las compañías médicas y autoridades sanitarias seguirán trabajando en encontrar un modelo que reúna todas las características médicas demandadas y necesarias.