CORONAVIRUS

Adiós a la mascarilla: primer país que abraza la normalidad

Desde este domingo, llevar mascarilla en espacios abiertos ya no es obligatorio en Israel, donde la campaña de vacunación ha sido un éxito.

Adiós a la mascarilla: primer país que abraza la normalidad
JACK GUEZ AFP

El fin de las mascarillas al aire libre ya es una realidad en Israel, primer país en el mundo que lleva a cabo esta medida. El ministerio de Sanidad anunció esta semana que el domingo decaería esta medida de prevención contra la COVID-19 debido al descenso de contagios y fallecidos por la enfermedad tras una exitosa campaña de vacunación.

El ministro de Sanidad, Yuli Edelstein, ha tomado esta decisión en base a las recomendaciones de los expertos, según afirmó en un comunicado recogido por The Jerusalem Post: "Las mascarillas están destinadas a protegernos contra el coronavirus", explicó el ministro. “Después de que los expertos de la salud llegaran a la conclusión de que ya no son necesarias al aire libre, decidí permitirlo acorde a su recomendación”, continuó.

“El nivel de morbilidad en Israel es muy bajo gracias a nuestra exitosa campaña de vacunación, y, por ello, os podemos aliviar restricciones, ciudadanos de Israel”, añadió, e hizo una petición a sus ciudadanos: “Os pido que sigáis llevando mascarilla para entrar a edificios cerrados. Juntos mantendremos la morbilidad baja”.

Esta medida se ha estado barajando en las últimas semanas, pero se ha pospuesto a la espera de que pasasen las celebraciones de la Pascua judía donde pudiesen generarse aglomeraciones que provocasen una subida de los contagios. Además del fin de las mascarillas, otra novedad es que el sistema educativo del país volverá a funcionar con normalidad, sin grupos burbuja como hasta ahora.

Muy pocos contagios y muchos vacunados

Según este mismo periódico, Israel ha notificado hoy 82 nuevos casos de COVID-19 con una tasa de positividad del 0,8%. Asimismo, todavía hay 206 personas que se encuentran graves por la enfermedad y 122 con ventiladores mecánicos. La cifra de muertes permanece en 6.334, según los datos oficiales.

El portal estadístico Our World in Data recoge que el 61,72% de la ciudadanía del país ha recibido al menos una dosis de la vacuna y que el 57,4% ya ha completado su pauta. Unas cifras elevadas, pero todavía algo alejadas del 70% o 75% en el que se estima realmente la llegada a la inmunidad de rebaño.

“El porcentaje con el que se adquiere la inmunidad de rebaño depende de la enfermedad. Por ejemplo, con el sarampión hace falta un 95% de personas vacunadas”, explican expertos israelíes.

No obstante, el director del Centro Médico Sheba, Eyal Leshem, se muestra convencido de que es la vacunación es la “única explicación” a la mejora de la situación epidemiológica en un momento en el que se están relajando las medidas restrictivas.