ACTUALIDAD

Aparece su hijo secuestrado hace 44 años y es un jeque de Emiratos

La investigación de la desaparición de Mauro Romano en 1977 podría acercarse a su fin tras reconocer su progenitora dos cicatrices en el jeque Mohammed Al Habtoor.

Aparece su hijo secuestrado hace 44 años y es un jeque de Emiratos
@MKHabtoor Twitter

Mauro Romano era un niño de 8 años que desapareció en 1977 tras salir a jugar con oros niños en la localidad de Recale, al sur de Italia. Su familia se volcó con la investigación para descubrir el paradero de Romano, pero no tuvo éxito y el caso terminó cerrándose. Sin embargo, 44 años después, su madre, Bianca Colaianni, ha reconocido a su hijo en un jeque de Emiratos Árabes Unidos y ha conseguido reabrir la investigación.

La Gazzeta del Mezzogiorno ha publicado las sospechas de la familia. Mauro, que fue dado por muerto tras su desaparición, tendría muchos parecidos con el jeque Mohammed Al Habtoor y, además, coincidiría su edad actual, 52 años. El magnate es el supuesto hijo de Khalaf Al Habtoor, una de las personas más ricas del país.

Dos cicatrices

La alarma saltó en Colaianni cuando advirtió en varias fotos del jeque dos cicatrices: una en la ceja y otra en la mano derecha. “Se las hizo con la plancha”, recuerda su madre, quien considera que “esta y otras coincidencias entre Mauro y Al Habtoor no pueden ser coincidencia”.

A pesar del descubrimiento de Colaianni, las jerarquías de Emiratos Árabes Unidos no se han mostrado dispuestas a colaborar con la investigación. “Pedimos que las autoridades asuman la cuestión, puesto que nos hemos encontrado con una pared”, lamenta.

Identificado el presunto secuestrador

Las investigaciones policiales han servido para identificar al presunto secuestrador, un peluquero retirado de 79 años amigo de la familia. Según recogen los informes de la Policía, Mauro montó en el coche de su secuestrador para ir a jugar con su hijo. Pero nunca llegó, pues tal y como relata la Fiscalía, Mauro fue entregado a dos personas que no han sido identificadas que hicieron desaparecer al menor.