CORONAVIRUS

La alerta de la OMS sobre la tasa de infección de la COVID-19

Tedros Adhanom ha advertido de que el mundo “se está acercando a la tasa de infección por COVID-19 más alta hasta ahora durante la pandemia”.

La alerta de la OMS sobre la tasa de infección de la COVID-19
POOL New REUTERS

A pesar de que la vacunación contra la COVID-19 está avanzando a nivel mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que nos encontramos en una situación delicada. Su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, asegura que el mundo “se está acercando a la tasa de infección por COVID-19 más alta hasta ahora durante la pandemia”, debido al gran incremento de casos en muchas zonas del planeta.

Durante una rueda de prensa ofrecida este viernes desde Ginebra (Suiza), Tedros ha lamentado que los casos y las muertes por COVID-19 “siguen aumentando a un ritmo preocupante”. “A nivel mundial, el número de nuevos casos por semana casi se ha duplicado en los últimos dos meses”, ha especificado. Actualmente, más de 139 millones de persona se han contagiado y cerca de tres millones han muerto a causa del coronavirus desde que comenzó la pandemia, según los datos publicados este viernes por la Universidad Johns Hopkins. El organismo ha detallado que, durante las últimas 24 horas, se han notificado 598.923 contagios y 12.030 decesos, lo que sitúa los totales en 139.109.041 y 2.986.608, respectivamente, con 79.216.434 personas recuperadas.

Importancia de que exista equidad en las vacunas

Una de las principales razones que ha señalado Tedros para explicar la situación a la que nos encaminamos ha sido el “fuerte aumento de las infecciones” en lugares que hasta este momento habían logrado contener la transmisión del virus, como puede ser Papúa Nueva Guinea, que hasta principios de año había notificado menos de 900 casos y 9 muertes. “Ahora ha notificado más de 9.300 casos de y 82 muertes. Aunque estas cifras siguen siendo menores que las de otros países, el aumento es brusco y la OMS está muy preocupada por la posibilidad de una epidemia mucho mayor”, ha avisado.

En este contexto, ha afirmado que Papúa Nueva Guinea es “un ejemplo perfecto de por qué la equidad en las vacunas es tan importante” para derrotar al coronavirus: “Ha mantenido a raya a la COVID-19 durante mucho tiempo, pero con el aumento de las infecciones, el cansancio de las restricciones sociales, los bajos niveles de inmunidad de la población y la fragilidad del sistema hospitalario, es vital que reciba más vacunas cuanto antes”.

El país recibió su primer lote de vacunas desarrolladas por AstraZeneca a través del mecanismo COVAX a principios de esta semana. “Con el apoyo de la OMS y de UNICEF, nos estamos preparando para desplegarlo en todo el país en mayo”, ha avanzado el ministro de Salud de Papúa Nueva Guinea, Jelta Wong. Por su parte, Tedros ha aplaudido que Australia ha donado 8.000 dosis de vacunas y varios otros países han regalado equipos de protección individual (EPI), concentradores de oxígeno y equipos biomédicos a Papúa Nueva Guinea.