CORONAVIRUS

Nuevo retraso para la vacuna de Janssen

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos han retrasado su recomendación a la espera de más información sobre los trombos.

Nuevo retraso para la vacuna de Janssen
KAMIL KRZACZYNSKI AFP

La vacuna de Janssen contra el coronavirus no ha empezado con buen pie. A pesar de inocular a más de 6,8 millones de personas en Estados Unidos (hasta ahora, el único país que las ha administrado) una serie de trombos obligaron a detener la vacunación con ella.

Las dosis de cada país de la Unión Europea (incluido España) se encuentran ya en almacenes centrales de los correspondientes estados, a la espera de la resolución del Comité Europeo de Farmacovigilancia (PRAC) de la Agencia Europea del Medicamento. En el país norteamericano, mientras, se ha retrasado la decisión de los asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El grupo de expertos ha decidido atrasar su veredicto sobre si se debe continuar con el suero desarrollado por Janssen, filial de Johnson & Johnson. Este panel de expertos ha argumentado, en una sesión de emergencia, que necesitan de más tiempo para hacerse con toda la información necesaria antes de emitir una recomendación final, según informa The Hill. Este medio estima un plazo máximo de diez días.

Frenazo a las inmunizaciones con Janssen

La vacuna de Janssen, por tanto, está ahora detenida en todo el mundo a la espera de evidencias que relacionen (o no) la presencia de trombos con la vacuna. En el caso de AstraZeneca, la EMA reconoció un "vínculo", aunque recomendó su administración por los mayores beneficios frente a los riesgos.

Igualmente, los expertos de los CDC han adelantado que no consideran que esta inyección de Janssen sea peligrosa ni que los riesgos sean mayores a los beneficios, pero prefieren optar por la cautela antes de reunir las evidencias necesarias para tomar una decisión.

Este martes, tanto los CDC como la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomendaron la suspensión de la vacuna de Janssen tras la detección de seis casos de coágulos de sangre en personas que habían recibido la vacuna, uno de ellos mortal. En todos los casos había una pauta común: mujeres de edades entre los 18 y los 48 años. Todas ellas presentaron los síntomas entre los días seis y trece tras la vacunación.