ACTUALIDAD

Muere Bernie Madoff, uno de los mayores estafadores de la historia

El inversionista estadounidense ha fallecido en la cárcel en la que cumplía condena desde 2009. En las últimas décadas estafó más de 49.000 millones de euros.

Muere Bernie Madoff, uno de los mayores estafadores de la historia

El organismo de prisiones de Estados Unidos ha informado en el día de hoy de la muerte de Bernie Madoff, el financiero que creó el esquema Ponzi (de estafa piramidal) más grande la historia. El inversionista bursátil, artífice de una de las mayores estafas en Wall Street, ha fallecido a los 82 años en el centro médico de Butner (Carolina del Norte), cercano a la prisión en la que cumplía su condena de 150 años de cárcel.

Su muerte ha llegado, aparentemente, por causas naturales. El directivo fue detenido en diciembre de 2008. Estafó a grandes fortunas como Steven Spielberg o Kevin Bacon, junto a otros inversores de todo el mundo, unos 65.000 millones de dólares (49.000 millones de euros). Con el dinero que ingresaban los nuevos clientes, lo que hacía era pagar las rentabilidades de aquellos que ya estaban en cartera. Así, vivió bajo un aura de "gurú hecho a sí mismo".

Meses después de su arresto, en marzo de 2009, reconocía haber estafado a miles de clientes durante las últimas décadas, asegurando que estaba "avergonzado". Después de siete meses de arresto domiciliario en su ático de siete millones de dólares en Manhattan, finalmente fue enviado a la prisión en la que hoy ha fallecido.

Petición de salida por la COVID

Durante el año pasado, con la llegada de la pandemia, sus abogados trataron de negociar su salida de la cárcel, presentando documentos judiciales y alegando que padecía una enfermedad renal en etapa terminal (menos de 18 meses de vida) además de otras enfermedades crónicas. No obstante, la oficina del fiscal federal para el distrito sur de Nueva York consideró el crimen "sin precedentes en alcance y magnitud", lo que fue "razón suficiente" para denegar la petición de sus abogados.

Coste humano de la estafa

El coste de sus actos no fue solo económico, sino también personal: cuatro personas, incluido su hijo mayor, Mark, se suicidaron. Primero fueron dos personas que habían perdido una gran fortuna tras confiar en él, mientras que su primogénito lo hizo a los dos años de su detención. Incluso, tanto Madoff como su mujer estuvieron a punto de hacerlo en 2008, antes de ingresar en prisión.