ACTUALIDAD

Japón verterá al Pacífico toneladas de agua contaminada de la central de Fukushima

El Gobierno de Japón asegura que no será un riesgo para la salud de los humanos, pero necesitan poner solución a este problema.

Japón verterá al Pacífico toneladas de agua contaminada de la central de Fukushima
KIMIMASA MAYAMA EFE

El Gobierno de Japón ha confirmado este martes que se verterá el agua contaminada todavía almacenada en la central de Fukushima, protagonista de uno de los mayores accidentes nucleares de la historia. Lo harán en el océano Pacífico, después de retirar del agua la mayor parte de los elementos radioactivos. Una decisión tomada con el objetivo de resolver la acumulación de agua radiactiva en las instalaciones nucleares de Daiichi, según informa la Agencia EFE.

Con esto, intentarán dar salida a uno de los mayores problemas que engloba el desmantelamiento de la planta que resultó dañada el pasado marzo de 2011, como consecuencia de un terremoto y un tsunami que sacudió la zona, provocando este accidente nuclear. Por ello, el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, tomó la decisión después de muchas consultas con la operadora de la planta, Tokyo Electric Power, con el regulador nuclear nipón, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y las autoridades locales de Fukushima, entre otras partes.

No supone un riesgo para la salud

Tras la reunión con su Gabinete de Gobierno, el vertido controlado de agua es la mejor opción para hacer frente al problema. Una solución que las autoridades niponas ya habían apuntado como la más viable a principios del pasado 2020. Sin embargo, la decisión se retrasó por la oposición del Gobierno de Fukushima, así como de las asociaciones de pesca locales. Y es que este vertido de agua contaminada perjudicaría todavía más sus actividades económicas, las cuales siguen siendo castigadas desde el accidente del pasado 2011.

Pese a las muchas críticas, el gobierno del país ha dejado claro que este vertido no supondrá un problema para la salud humana ya que los niveles de tritio que se llevarán hasta el mar están por debajo de los estándares sanitarios nacionales al ser mezclado con el agua marina. Además, defienden que esta práctica es más habitual de lo que se conoce dentro de la industria nuclear de muchos países en el mundo.

Más de 1,25 millones de toneladas acumuladas

El agua que se verterá al océano Pacífico en las próximas semanas procede del enfriamiento de los núcleos de los reactores nucleares dañados, así como de los acuíferos subterráneos y lluvias que se filtran y terminan contaminadas con isótopos radiactivos. Actualmente, esta agua se encuentra almacenada en enormes tanques dentro de la central nuclear.

Las instalaciones de Fukushima cuentan con un sistema de procesamiento por el cual eliminan todos los materiales radioactivos del agua, salvo el tritio, que se encuentra en una baja concentración en la naturaleza. En sus tanques almacenan más de 1,25 millones de toneladas de esta agua procesada. Según sus cálculos, el almacenamiento en estas instalaciones se completará el próximo otoño al ritmo al que se genera este líquido.