CORONAVIRUS

La recomendación de Sanidad para antes de recibir la vacuna de Janssen

Sanidad no recomienda el uso de paracetamol antes de la administración de la vacuna de Janssen “por no tener datos de cómo afecta a la respuesta inmune”.

La recomendación de Sanidad para antes de recibir la vacuna de Janssen
ROB ENGELAAR AFP

En los próximos días las comunidades autónomas recibirán las primeras dosis de la vacuna de Janssen, que se unirá a las de Pfizer, Moderna y AstraZeneca en la carrera por inmunizar al 70% de la población española a finales del mes de agosto.

Esta vacuna, como todas las demás, puede generar una serie de efectos secundarios recogidos en su ficha técnica. Sin embargo, todos ellos son, en principio, leves y no suponen un riesgo mayor que el de no ponerse la vacuna. Principalmente se trata de dolor en la zona del pinchazo, dolores de cabeza, cansancio o fiebre, “aunque todos ellos desaparecen pocos días después de la vacunación”, tal y como señala la ficha técnica elaborada en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

La cuarta actualización de la Estrategia de vacunación frente a la COVID-19 en España recomendaba en su apartado 4.1.c) el consumo de paracetamol de forma profiláctica antes de recibir la vacuna de AstraZeneca para evitar la aparición de estos efectos. No obstante, en el caso del preparado de Janssen, no se recomienda el uso de ningún fármaco analgésico o antipirético antes de la administración puesto que “no se disponen datos de cómo podría afectar a la respuesta inmune del organismo”.

Protección desde el día 14

La inmunidad otorgada por las vacunas no se desarrolla inmediatamente, sino que deben pasar unos días para que el sistema inmunológico se adapte al fármaco. En el caso de la vacuna de Janssen, que solo precisa la administración de una dosis, no asegura una protección suficiente hasta 14 días después de la inoculación, aunque la protección máxima se alcanza 58 días después.

Janssen ha utilizado una fórmula similar a la de AstraZeneca para desarrollar su vacuna. Utiliza adenovirus humano (Ad26) modificado para codificar la proteína espiga del coronavirus e introducirla en el interior del organismo, impidiendo de esta manera su replicación, pero permitiendo al sistema inmune su detección.

Destinada a personas entre 70 y 79 años

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció ayer que esta vacuna irá destinada principalmente a las personas con una edad comprendida entre los 70 y los 79 años. El hecho de que sea un fármaco unidosis hará que la vacunación se acelere y que 5,5 millones de ciudadanos sean inmunizados solo con estas dosis hasta el mes de junio.

Con esta decisión, todos los grupos poblacionales mayores de 60 años ya tienen destinada una de las cuatro vacunas aprobadas. Los mayores de 80 años recibirán las dosis de Pfizer y las de Moderna, las personas entre 70 y 79 años las de Janssen, y las que tienen entre 60 y 69 las de AstraZeneca.