CORONAVIRUS

"Llamada de emergencia" en Alemania

Los grandes expertos sobre el coronavirus del país germano dan la voz de alarma y realizan demandas a la clase política ante la situación epidemiológica.

Alemania coronavirus llamada emergencia expertos Drosten
CLEMENS BILAN EFE

La tercera ola está pasando factura en Alemania y está llegando a adquirir una dimensión preocupante. Con más de 100 fallecidos diarios en los últimos días y cifras de contagios oscilando entre los más de 18.000 y los 30.000, los principales expertos sobre la pandemia en el país germano están dando la voz de alarma.

Además, la clase política está atravesando un momento de dudas, de desacuerdos en lugar de tener una posición decidida. La canciller alemana, Angela Merkel, es partidaria de un nuevo cierre de la vida pública alemana, de corta duración pero con normas de actuación unitarias para todo el país.

“Tenemos que romper esta tercera ola entre nosotros y reducir los contactos. Especialmente en el sector privado, en las escuelas, en el trabajo, siempre que sea posible”, dijo el ministro federal de Salud, Jens Spahn, haciendo un llamamiento a los estados federales “donde hay una incidencia de más de 100 para que implementen el freno de emergencia acordado de manera consistente para reducir las cifras”. Pese a estas declaraciones e intenciones, los expertos piden más.

El virólogo Christian Drosten hace una “llamada de emergencia”

El prestigioso virólogo alemán, Christian Drosten, quiere una mayor dureza de las medidas. Por ejemplo, en una entrevista reciente en el Spiegel, dio su opinión: “Vimos en París y Londres que un bloqueo parcial con un catálogo gradual de medidas no surte efecto contra esta variante más agresiva (la británica)”. “La acción política y el apoyo de tantas personas como sea posible ahora son necesarios”, añadía.

El pasado jueves también advirtió sobre la ocupación de camas de cuidados intensivos compartiendo una publicación de Twitter de Christian Karagiannidis, director científico del registro de cuidados intensivos de la Asociación Interdisciplinaria Alemana de Cuidados Intensivos y Emergencias, y afirmando sobre ella: “Esta es una llamada de emergencia”.

El propio Karagiannidis compartió también en otra publicación el estado actual de los hospitales: “¡Ciudades como Bonn o Bremen o Colonia apenas tienen camas libres para el próximo ataque cardíaco, accidente de tráfico o paciente Covid! Y un paciente inestable no puede ser trasladado simplemente a un lugar donde hay espacio. Una cama gratis en Westfalia Oriental no ayuda allí”.

“Ahora necesita con urgencia un bloqueo duro durante dos semanas, pruebas obligatorias en las escuelas dos veces por semana y una velocidad significativamente mayor con las vacunas en los centros y consultorios médicos”, dijo este sobre la situación alemana al Rheinische Post.

Crítica a los políticos de la viróloga Melanie Brinkmann

Melanie Brinkmann trabaja en el Centro Braunschweig Helmholtz, y también concedió una entrevista al Spiegel criticando la gestión de la clase política, principalmente con respecto a la variante británica: “Me estoy volviendo loca”.

“Todos en su entorno más directo conocerán a personas que han estado en el hospital, que han fallecido y que sufrirán daños a largo plazo”, afirma si todo sigue igual y no se siguen las advertencias de la ciencia. “En cuatro semanas bajaremos los números de forma masiva si la gente apenas tiene contacto. Cuanto más se pise el freno, más breve será el bloqueo”, vaticina.

Situación epidemiológica actual de Alemania

La incidencia acumulada por coronavirus en siete días ha subido en Alemania a 129,2 casos por 100.000 habitantes, frente a 120,2 ayer y 127,0 hace una semana, con 17.855 nuevos contagios en las últimas 24 horas, casi 5.700 más que el pasado domingo.

La cifra de decesos en un día ha ascendido a 104, después de 68 hace una semana, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados esta madrugada. El factor semanal de reproducción está en 1,02, lo que implica que cada cien infectados contagian de media a otras 102 personas.

Hasta este domingo por la mañana, en Alemania han recibido las dos dosis de la vacuna 4.910.308 personas, un 5,9% de la población, y 12.670.288 (el 15,2%), al menos una.