CORONAVIRUS

El gran paso de la vacuna española: ¿cuándo podrían empezar los ensayos clínicos?

El CSIC ha terminado su fase preclínica con “una protección del 100% en ratones”. Ahora, esperan el visto bueno para la primera fase en humanos.

El gran paso de la vacuna española: ¿cuándo podrían empezar los ensayos clínicos?
Raphael Alves EFE

Hace un año que comenzó su trabajo contra la pandemia y, ahora, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) está más cerca de la vacuna española contra la COVID-19. Incluso sus ensayos clínicos podrían empezar antes de este verano, tal y como ha anunciado -y recoge la Agencia EFE- este viernes el director del equipo científico, el virólogo Mariano Esteban.

Esta vacuna es la gran esperanza de los españoles. Unas dosis que se basan en una variante que ya ayudó en su día a erradicar la viruela y que, esperan, pueda dar los mismos resultados con el coronavirus. Los datos previos son muy positivos, concluyendo la primera fase de sus estudios, la conocida como preclínica, con “una protección del 100% en ratones frente a la SARS-CoV-2”. Por ello, el CSIC ya ha mandado toda la documentación a la Agencia Española del Medicamento, esperando por su visto bueno para continuar con los estudios de la vacuna.

Una empresa gallega, la elegida para producir la vacuna

Una fase que empezaría con los ensayos en personas, eso sí, siempre que la Agencia Española del Medicamento lo autorice. De ser así, este primer paso contaría con una cifra muy reducida de voluntarios, pasando a ser “cientos” en la segunda etapa y “miles” en la tercera. Sin embargo, tal es la esperanza en esta vacuna que ya está preparada una empresa para su producción en el momento de ser aprobada -Biofabri, del Grupo Zendal, con sede en O Porriño (Pontevedra)-.

Sin embargo, la velocidad en la creación de la vacuna no es la que les gustaría, además de ser muy dispar a la de otros países. "En España teníamos capital humano y tecnológico, una experiencia previa y personal suficientemente preparado, se sabía lo que había que hacer, pero carecemos de infraestructuras para avanzar tan rápidamente como en otros países", ha explicado el virólogo, que ha sido galardonado este viernes con el Premio Castilla y León 2020 de Investigación Científica y Técnica e Innovación.

Los riesgos de la vacuna de AstraZeneca, “totalmente asumibles”

Ante las grandes polémicas de esta semana sobre la vacuna de AstraZeneca -que ya solo se administra en mayores de 60 años-, Mariano Esteban asegura que no saben qué vacuna le van a poner, aunque no le importa demasiado: “La que me toque”. Y es que, ante la “posible relación” entre los casos de trombosis y las dosis de la Universidad de Oxford, mucha gente ya ha rechazado el pinchazo por el miedo que ha generado este desconcierto.

Por ello, el experto asegura que los riesgos a los que se exponen las personas con la vacuna de AstraZeneca son “totalmente asumibles” en una pandemia como la actual y con un exiguo porcentaje de casos contrastados. "Nos alarmamos demasiado por cosas pequeñas y no vemos lo grande que tenemos encima de las narices: las ventajas, que es la parte más importante”, reflexiona el experto, haciendo ver a la gente la “increíble” respuesta de la ciencia al coronavirus en poco más de un año de pandemia, donde se han conseguido campañas de vacunación “muy aceleradas”.

“Todos sabemos que se pueden dar efectos adversos”

"Lo que hacemos es quejarnos por algo que queríamos: que si esto es un desastre, que si cometemos un error... cuando todos sabemos que se pueden dar efectos adversos, porque, pese a ser genéticamente iguales, tenemos factores biológicos diferentes", lamenta. Pero, aún con esto, resalta la gran labor de la comunidad científica: "El sector público lo ha demandado, la sociedad lo ha exigido y países como Estados Unidos, Alemania, Francia y Reino Unido dijeron: ¡vamos adelante! Pusieron capital público y empujaron a empresas a hacer lo mismo y a movilizar a otros sectores”.

Por ello, y gracias a su intenso trabajo, ahora tenemos varias vacunas aprobadas y unas campañas de vacunación que, en países como Reino Unido, ya rozan la inmunidad de rebaño. "No somos perfectos y con los demás países ocurre lo mismo", ha apostillado.