ACTUALIDAD

Hallada en Egipto la 'Ciudad Perdida' de Luxor

Gracias al hallazgo, se podrá conocer cómo vivían los antiguos egipcios y determinar la razón por la que Akenatón y Nefertiti decidieron trasladarse a Amarma.

Egipto anuncia el descubrimiento de la 'Ciudad Perdida' de Luxor
Zahi Hawass Center for Egyptolog via REUTERS

Importante descubrimiento el que se ha registrado en Egipto: una ciudad perdida bajo la arena en Luxor, que recibió el nombre de 'El ascenso de Atón'. Zahi Hawass, exministro de Antigüedades del país y encargado de dirigir la misión, destacó lo valioso del hallazgo: "Muchas misiones extranjeras buscaron esta ciudad y nunca la encontraron".

Según destacó Hawass, se trata de "la ciudad más grande jamás encontrada en Egipto". Al principio se comenzó buscando el templo mortuorio de Tutankamón entre el templo de Ramses III en Medinet Habu y el templo de Amenhotep III en Memnon. Pero al poco de comenzar las excavaciones, saltó la sorpresa.

Bien conservada

Se encontraron con formaciones de ladrillos de adobe y tras desenterrarlo, encontraron una gran ciudad en buen estado de conservación. También observaron muros casi completos y habitaciones llenas de objetos utilizados durante la vida cotidiana. 

El arqueólogo dio más detalles sobre la urbe: "Las calles están flanqueadas por casas, con piedras en sus muros de hasta tres metros de altura. La ciudad se extiende hacia el oeste, hasta la famosa Deir El-Medina".

Asentamiento administrativo e industrial

Su historia se remonta al reinado del faraón Amenhotep III, que gobernó el país entre 1.391 y 1.353 a. C. En palabras de Hawass, se trataba del mayor asentamiento administrativo e industrial de la era del Imperio Egipcio en la orilla occidental de Luxor.

Betsy Brian, profesora de Egiptología de la Universidad John Hopkins (Estados Unidos), afirmó que el descubrimiento "es el segundo más importante desde el hallazgo de la tumba de Tutankamón". Ahora, se podrá conocer cómo vivían los antiguos egipcios y determinar la razón por la que Akenatón y Nefertiti decidieron trasladarse a Amarma, región en la que se construyó una nueva capital del Imperio en el siglo XVI a. C.

Tres palacios reales

Anillos, escarabajos, vasijas de cerámica o ladrillos de adobe con el cartucho de Amenhotep III destacan entre los objetos encontrados. Gracias a ellos, se pudo confirmar la fecha de la ciudad, donde según algunas referencias históricas hubo tres palacios reales del faraón, además del centro administrativo e industrial imperial.

También se halló una panadería, una gran cocina con hornos y cerámicas para almacenar alimentos. Asimismo, desenterraron herramientas utilizadas en labores industriales, como para hilar o tejer, y restos metálicos y de fabricación de vidrio.

Además, al estar cercadas algunas áreas por un muro en zigzag con un único punto de entrada, se cree que la construcción servía para controlar el ingreso y salida de personas a modo de acceso de seguridad.