ACTUALIDAD

ITV del coche caducada: ¿por qué tengo que volver a pasarla si no ha transcurrido un año?

Debido al primer confinamiento por la pandemia hubo una prórroga de las fechas por el cierre de las estaciones, pero ahora se mantienen las originales.

Coche ITV caducada fecha coronavirus pandemia confinamiento

Aunque ha pasado prácticamente un año desde el inicio de la COVID-19 y su consiguiente confinamiento, todavía hay aspectos de la vida diaria que hay que ir recuperando o situaciones que tienen que volver a la normalidad. Con la limitación absoluta de la movilidad, uno de los aspectos que puede pasar inadvertido y que también se vio afectado es el hecho de pasar la ITV.

Está tan instalado en la rutina que a veces se dan cosas por sabidas que no lo son y eso puede generar confusión. La Asociación Española de Entidades colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) ha advertido sobre ello al detectar que los conductores están confundiendo la fecha en la que tienen que pasar la revisión.

La inspección del vehículo suele pasarse cada año en caso de turismos o cada seis meses en caso de un transporte industrial de más de diez años. Sin embargo, era evidente que durante el confinamiento era imposible pasarla porque las estaciones estaban cerradas y no se podía salir de casa. Por tanto, la mayoría de fechas se movieron y se aplicó una prórroga, pero ahora toca volver a la normalidad.

Las nuevas fechas no se guardan y la caducidad se mantiene

Al producirse el cambio de fechas para que los vehículos pudieran ir pasando la ITV tras la recuperación de la movilidad, ahora que ha pasado un año hay muchos usuarios o propietarios que confunden la fecha nueva que se les facilitó con la original, que es la que vale. Así, según cifras de la AECA-ITV, cuatro de cada 10 vehículos circulan por las carreteras españolas con la ITV caducada.

El pasado 2 de marzo finalizó el plazo excepcional de las prórrogas, y desde entonces se ha producido un incremento alarmante de coches con la ITV vencida, lo cual tiene consecuencias en forma de multas administrativas o incluso accidentes.

La orden firmada por el Ministerio de Sanidad el pasado 15 de mayo de 2020 dejaba bien claro que la prórroga era para vehículos que tendrían certificados caducados entre el 14 de marzo y el 20 de junio, pero también que aunque no hubiera pasado un año desde la última inspección, la fecha de caducidad es la original a antes de la llegada de la pandemia.

Un auto de diciembre de 2020 complica más la cuestión

Si ya lo anteriormente planteado ha generado confusión entre los usuarios de los vehículos, hay que añadir un auto dictado por el Tribunal Supremo y publicado en el BOE el 31 de diciembre de 2020. Según este, se suspendía de manera temporal el cálculo de la validez de la ITV que marcaba la norma anterior, aplicado por muchas comunidades desde principios de octubre.

Como era una medida cautelar, tenía efectos retroactivos para las revisiones realizadas a partir de esa fecha, pero sin afectar a inspecciones anteriores. Es decir, que si has pasado la ITV a partir de la fecha de este auto, entonces sí se te aplica esta nueva y no tendrás que volver a pasarla hasta dentro de un año. Si la has pasado el mismo 1 de enero de 2021, entonces te toca el 1 de enero de 2022.

Para resolver cualquier duda, lo recomendable es consultar la fecha de vencimiento que hay en la pegatina de la ITV, en la ficha técnica del vehículo o incluso mediante la app de la propia DGT. Mejor eso que atenerte a las consecuencias, que como ya se ha mencionado van desde multas de entre 200 y 500 euros hasta accidentes viales, no cubiertos por la compañía de seguros.