ACTUALIDAD

¿'Ecce homo'? Cultura detiene la subasta de un posible Caravaggio por 1.500 euros

Se ha bloqueado su venta y quitado del catálogo para estudiar la pieza a fondo y confirmar si se trata del 'Ecce homo' realizado en torno a 1605.

Cuadro Caravaggio subasta Madrid pintor retirado
Ansorena

Este jueves tiene lugar en la madrileña Casa Ansorena una subasta, en la que una de las obras de arte incluidas en el catálogo, en concreto el lote 229 de la subasta número 409, era un cuadro titulado La Coronación de espinas, atribuido al círculo de José de Ribera (siglo XVII). Su precio de salida eran 1.500 euros, una ‘ganga’ si se confirma el motivo por el que finalmente Cultura ha detenido su venta y lo ha retirado, que sea realmente un 'Caravaggio’.

En concreto, el óleo sobre lienzo de 111 x 86 centímetros podría tratarse del Ecce homo de Caravaggio, que fue realizado en torno a 1605 para el cardenal Massimo Massimi. Según informa el periódico italiano La Reppublica, el Estado español ha procedido a bloquear la venta hasta determinar realmente cómo es el cuadro y para poder estudiarla en profundidad.

La historia del cuadro: las piezas encajan

Esta joya no es una obra cualquiera, tiene su historia y su pasado detrás. Aparece en dos inventarios del siglo XVII, uno perteneciente al funcionario Juan de Lezcano y otro en una relación de bienes del conde de Castrillo, virrey de Nápoles.

En el primer inventario se hace la siguiente descripción: “Un Heccehomo de cinco palmos con marco de ébano con un soldado y Pilatos que le enseña al Pueblo es original de Micael Angel Caravacho”. Los personajes que se nombran aparecen en el cuadro retirado de la subasta.

Con respecto a los bienes del virrey de Nápoles, se conoce que en su día tuvo en su poder dos ‘Caravaggios’, de manera que también encajaría con la hipótesis. Encima el 25 de junio de 1605 el artista firmó la siguiente nota: “Yo, Michel Angelo Merisi da Caravaggio, me obligo a presentarme ante el ilustre Massimo Massimi por haber sido pagado por un cuadro de valor y grandeza como el que ya le hice de la coronación de Crixto (sic)”. Y los historiadores Bellori y Baldinucci informaron a finales del siglo XVII de que esta obra se encontraba en España.

El último lienzo que se le atribuye a este pintor italiano salido al mercado es el Judith y Holofernes, vendido a un coleccionista anónimo posiblemente vinculado a un gran museo por un precio que oscilaba entre los 100 y los 150 millones de euros. Fue encontrado en una buhardilla de Toulouse (Francia).

¿Qué dicen los especialistas?

La noticia ha corrido como la pólvora en Italia y varios expertos sobre el artista y su obra han dado su punto de vista a raíz de las imágenes observadas sobre el cuadro. Por ejemplo, Nicola Spinosa, autor de estudios sobre la pintura napolitana entre los siglos XV y XIX, niega la teoría que circula.

“No es un Caravaggio. Se piensa que puede deberse a que la figura del primer plano replica el Ecce homo del Museo de Prado atribuido a Caravaggio por Mina Gregori y del que existe una copia. En mi opinión, la pintura es de un caravaggieso de alta calidad, pero no de Ribera. No se puede hablar nombres de esta importancia; si fuera de Ribera, su precio partiría de 200.000 euros, no de 1.500”, afirma.

El histórico crítico del arte italiano, Vittorio Sgarbi, apuesta por lo contrario en el Corriere della Sera, afirmando que sí fue pintado por Caravaggio y que su precio podría ser de “entre 100 y 150 millones de euros, si se lo vende a un inversor privado, o de 40 o 50 millones si se lo vende al Museo del Prado”. La duda está en el aire, pero normalmente una obra retirada no vuelve a ser subastada.