ACTUALIDAD

Un socio de Elon Musk asegura que hay tecnología para crear un parque jurásico real

Max Hodak, presidente y cofundador de Neuralink, estima que unos 15 años "reproducción e ingeniería" bastarían para obtener nuevas "especies súper exóticas".

Un socio de Elon Musk asegura que hay tecnología para crear un parque jurásico real
Eloy Alonso EFE

Los amantes de los dinosaurios podrían verse rodeados de estos animales en un futuro. Max Hodak, presidente y cofundador de la empresa Neuralink, que tiene como principal socio a Elon Musk, asegura que en la actualidad existe una tecnología lo suficientemente avanzada como para crear un parque jurásico en la vida real y traer de vuelta a dinosaurios. “Probablemente podríamos construir un parque jurásico si quisiéramos. No serían dinosaurios genéticamente auténticos, pero tal vez con quince años de reproducción e ingeniería obtendríamos nuevas especies súper exóticas”, publicó Hodak en su cuenta de Twitter.

Así, el empresario se mostró abierto a desarrollar este ambicioso proyecto que, a su parecer es muy viable. No mostró detalles de cómo sería la creación del parque temático, pero propuso crear una “diversidad novedosa”, en lugar de conformarnos con la existente: “La biodiversidad es definitivamente valiosa. La conservación es importante y tiene sentido. Pero, ¿por qué nos detenemos ahí y no tratamos de generar una diversidad novedosa de forma más intencionada?”.

Las películas podrían revelar el peligro que entraña la idea

Al conocer la propuesta de Hodak, es inevitable pensar en las famosas películas de Jurassic Park, basadas en la novela de ciencia ficción escrita por el estadounidense Michael Crichton, así como las modernas Jurassic World. De hecho, en ellas podría estar la respuesta de lo que supondría construir este parque temático.

El portal Futurism, especializado en ciencia y tecnología, reconoce que “es una buena idea”, pero advierte de que “corre el riesgo de ser extremadamente contraproducente”, como puede observarse en la saga. En este sentido, argumentan que el ecosistema sufriría un gran revés con la creación de nuevas variedades de animales, ya que sería similar a introducir una nueva especie invasora en un ecosistema que no es apto para su sustento.