CORONAVIRUS

Estado de alarma: ¿cuándo termina y cómo afecta a confinamientos, restricciones y toques de queda?

A partir del próximo 9 de mayo se acabará y no habrá más prórrogas, según anunció Pedro Sánchez. Cambiará por completo la situación actual.

Fin estado de alarma Pedro Sánchez España medidas cierre

Si no hay contratiempos o cambios importantes en cuando a la evolución de la pandemia de aquí al próximo 9 de mayo, a partir de esa fecha ya no existirá estado de alarma en España. “Quiero poner en valor la cogobernanza, el reconocimiento del título VIII de las competencias de las Comunidades Autónomas. El objetivo es que no sea necesario prorrogar el estado de alarma. Queremos que el 9 de mayo sea el punto final del estado de alarma”, confirmó Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, este pasado martes.

“Estamos en el principio del fin de la pandemia”, aseguró. Y para hacerlo todavía más real la intención es poner punto y final al segundo estado de alarma (cuarto si contamos las prórrogas) en unas semanas. “Es nuestro objetivo y para eso trabajamos”, sentenció.

Así, ya no estará en vigor el Real Decreto 926/2020, del 25 de octubre, por el cual se establecían como medidas de obligado cumplimiento restricciones de movilidad, confinamientos nocturnos y toques de queda o cierres perimetrales.

Las medidas estrella que se acabarán

De manera automática todas las normativas establecidas en el documento mencionado decaerán, siempre con la salvedad de que en todo este tiempo o llegada la fecha el Gobierno decida lo contrario. Pero a priori, la movilidad, el ocio o la actividad nocturna recuperarán la normalidad.

Una de las medidas que desaparecerá será la limitación de la movilidad, que actualmente se lleva a cabo con los cierres perimetrales, ya sea a nivel de municipios, provincias o comunidades autónomas. El país ha llegado a estar cerrado por completo en muchos puntos de esta larga travesía y la mejora de la situación epidemiológica significaría decir adiós a la limitación de entrada y salida de las comunidades salvo en casos justificados.

Tampoco habría toques de queda. Ahora mismo la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno está fijada entre las 23:00 y las 6:00 horas, aunque las comunidades pueden ampliar el margen y algunas lo han hecho. También existen excepciones, que llegada la fecha serían extensibles a toda la población por no existir la restricción.

Se reactiva el ocio en espacios públicos o privados. Quizás es una de las medidas que más ha perjudicado a la libertad individual de cada persona, es decir, el hecho de no poder reunirse con amigos o familiares sin restricciones. Las reuniones sociales y familiares, hasta ahora de seis personas no convivientes como máximo o incluso prohibidas entre no convivientes en domicilios en algunas comunidades, podrán ser más numerosas, siempre cumpliendo con las normas sanitarias básicas.

¿Quién asume las competencias para establecer nuevas medidas?

Tal y como sucedió en verano, cuando se puso fin al primer estado de alarma declarado el 14 de marzo, las competencias serán para las comunidades autónomas, dentro del Consejo Interterritorial de Salud (CISNS). Por aquel entonces esta situación apenas duró unos meses, ya que en octubre entró en vigor el segundo y actual estado de alarma.

En el CISNS participan tanto el Ministerio de Sanidad como los consejeros de las comunidades autónomas, y entre todos estos serán los encargados de evaluar la situación epidemiológica de España y plantear las necesidades para cada momento.

Es a lo que Sánchez se refiere con sistema de cogobernanza. No obstante, aún hay cuestiones en el aire que aclarar, como por ejemplo si este organismo podrá restringir de nuevo la movilidad si se considera necesario y si tendrá facultades para ello, ya que afecta a derechos fundamentales y habrá que ver si los jueces autorizan medidas que los limiten. “La propia judicatura nos está dando una respuesta de que el Consejo Interterritorial, en todos los acuerdos que se enmarquen en él, puede contar con la validación de la Justicia”, dijo Sánchez.

Por supuesto, está fuera de toda duda que pese a que las medidas mencionadas decaigan seguirán siendo fundamentales las normas básicas como la mascarilla, el uso del gel o la distancia de seguridad, así como intentar reducir el contacto social y no asumir riesgos innecesarios.