CORONAVIRUS

Varios expertos vaticinan cuándo y cómo podría ser la cuarta ola

En una charla con 20minutos.es, tres expertos en materia sanitaria descifran las claves de una hipotética cuarta ola y el impacto que podría tener en España.

Varios expertos vaticinan cuándo y cómo podría ser la cuarta ola
Jorge Armestar Europa Press

Después de varias semanas de incrementos constantes en las cifras de contagio por coronavirus, en las últimas fechas los datos han mostrado una cara opuesta, con descensos pronunciados que han llevado bajar la incidencia hasta los 175 casos por cada 100.000 habitantes. No obstante, en cada aparición Fernando Simón advierte que todavía queda por bajar antes de pensar en abrir la mano en lo relativo a las restricciones.

Como España, muchos otros países del entorno europeo han dejado atrás ya una mala época marcada por los contagios al alza. Alemania, por ejemplo, advierte sobre el riesgo de levantar demasiado pronto las restricciones. Después de tres olas (marzo, octubre y finales de diciembre), ahora la pregunta es si habrá cuarta ola y, en caso afirmativo, cuándo llegará. 20minutos.es ha reunido a tres expertos para hablar sobre este tema y la aparición de nuevas variantes.

¿Cuarta ola inevitable?

La relajación de las medidas en algunas comunidades, junto con la cercanía de la Semana Santa hace saltar las alarmas sobre la posible llegada de esta cuarta ola para dicha fecha. Manuel Franco, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas), hace referencia al "carácter cíclico" de la pandemia. "La velocidad a la que está bajando es enorme, pero tenemos el miedo a que esto revierta. Y es un miedo fundado".

Otra de las grandes preguntas es la de cómo sería en caso de llegar. Esta tercera ola, el términos absolutos, ha sido la que ha presentado las cifras más altas. "Yo espero que la cuarta ola no sea tan dramática como las previas, porque vamos a tener a los vulnerables vacunados. Mi apuesta es por una cuarta ola pero no de tan grandes dimensiones", señala al respecto la doctora Yvelise Barrios, inmunóloga y portavoz de la Sociedad Española de Inmunología.

El momento, clave

En la charla con 20minutos.es, los expertos coinciden en la necesidad de retrasar al máximo la llegada de esta nueva oleada. Especialmente, si se produce después del verano, cuando se espera que más de la mitad de la población esté vacunada. Así, Julián Olalla, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc) considera clave el hecho de si se producen o no contactos sociales y el nivel de estos. "Si volvemos a incurrir en el mismo fallo habrá una cuarta ola. El tema es cuál va a ser la intensidad, cómo vamos a llegar. Lo que todos tememos es que este ola llegue después de Semana Santa".

Por su parte, Manuel Franco espera que, de llegar, sea en otoño, "porque tendríamos una población significativamente vacunada, inmune. Pero no descarto que sea antes, por desgracia. Hay que tomarse la Semana Santa con esa mirada de proteger y cuidar y no de salvar ni de relajar".

Para conseguir reducir los contagios "las vacunas van a ser un antes y un después", afirma la doctora Barrios en el citado medio. Recientemente, un estudio publicado en New England Journal of Medicine mostró la gran efectividad de la vacuna de Pfizer/BioNTech, reduciendo en un 94% las infecciones sintomáticas tras inocular las dos dosis.

Nuevas variantes y su implicación en la evolución

En su última comparecencia, Fernando Simón expresó que la temida cepa británica, con una capacidad infecciosa mucho mayor, apenas había tenido incidencia en la subida de casos de la tercera ola. "Esa forma de transmisión, sin tener una prevalencia de la variante británica, pudo tener algún impacto, pero no muy importante a nivel general".

Sí ha podido participar en la expansión en algunas comunidades concretas como Galicia, con el 53% de los casos detectados la última semana asociados a esta variante B.1.1.7, la británica. En caso de estar presente de forma predominante en todo el territorio, ya sí que podría empezar a ser más preocupante. "La cuarta ola puede no ser pequeña si predomina la variante británica. Si en un encuentro familiar se contagiaba un 10-15%, con esto casi se va a doblar el número de contactos. Es un 70% más de transmisibilidad, que no es despreciable", advierte Julián Olalla.