CORONAVIRUS

Las personas con obesidad podrían necesitar tres dosis de la vacuna contra el coronavirus

Un estudio realizado por científicos italianos ha hallado que la eficacia de la vacuna de Pfizer es menor en los individuos que paceden sobrepreso.

Las personas con obesidad podrían necesitar tres dosis de la vacuna contra el coronavirus
JAKUB STEZYCKI REUTERS

Las investigaciones científicas continúan desvelando nuevos aspectos sobre el coronavirus y el impacto de la vacunación en la población. Uno de los últimos trabajos desarrollados al respecto ha desvelado que la eficacia de la vacuna desarrollada por Pfizer y BionTech es menor en las personas que padecen obesidad.

El estudio, que puede consultarse en el sitio web especializado medRxiv y ha sido dirigida por Aldo Venuti, del IRCCS Regina Elena National Cancer Institut, señala asimismo que para incrementar la efectividad de la vacuna en los individuos con sobrepeso sería necesario aplicar una tercera dosis o hacer uso de dosis más altas.

El sobrepeso aumenta la posibilidad de sufrir un COVID grave

La menor eficacia de la vacuna contra el coronavirus no es el único riesgo que afrontan las personas obesas. Una investigación realizada en Estados Unidos desvela las principales afecciones preexistentes que causan la mayor parte de las hospitalizaciones por la COVID-19, señalando al sobrepeso como la más extendida.

Este trabajo, que ha sido realizado en Estados Unidos y ya se ha publicado en el 'Journal of the American Heart Association' (JAHA), apunta al sobrepeso como un factor clave que puede facilitar el contagio y la posibilidad de sufrir la enfermedad en su forma más grave. Además, los investigadores descubrieron que la hipertensión, la diabetes y la insuficiencia cardiaca son otras afecciones que se encuentran detrás de gran parte de las hospitalizaciones.

Los datos recogidos por los investigadores estadounidenses señalan que el 94% de las personas que han tenido que ser ingresadas en centros hospitalarios a causa de la COVID-19 sufrían obesidad, diabetes o hipertensión. Además, destacan que el 88% de estos pacientes padecían dos de estas tres afecciones preexistentes.

Mayor riesgo de contagio

Estos datos siguen la línea de los aportados el pasado noviembre por la Sociedad Española de Obesidad (Seedo) y la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). Estas instituciones revelaron entonces que las personas con sobrepeso cuentan con un 46% más riesgo de contagiarse de coronavirus, un 113% más riesgo de hospitalización y un 78% más riesgo de ingreso en UCI respecto a las personas que no sufren esta afección.

Se trata de unos datos que avalan los resultados de otro estudio que determinó que la mayoría de las muertes causadas por la COVID-19 a nivel global se han producido en países donde una gran cantidad de personas padece obesidad. En concreto, este trabajo estimó que la tasa de mortalidad era 10 veces superior en los países en los que el 50% de los ciudadanos adultos cuenta con un exceso de peso.