VACUNAS

Así afecta la vacuna de AstraZeneca a tu cuerpo

Dolores en el brazo, malestar general, náuseas, hormigueo en las piernas… al menos 24 horas de sentirte muy mal son los principales efectos de la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca.

vacuna de astrazeneca
FABIAN BIMMER REUTERS

Con la extensión de la campaña de vacunación a colectivos como profesores, higienistas, odontólogos, fisioterapeutas… son muchas las personas que refieren diferentes problemas físicos tras las primeras horas tras ponerse la vacuna.

De hecho, precisamente para conocer los primeros problemas que cada cuerpo puede tener ante la reacción de la primera dosis de AstraZeneca en el cuerpo, una vez que la primera dosis es inoculada por un profesional sanitario, cada persona debe esperar al menos 15 minutos en el lugar donde se puso la vacunación. Es importante evitar mareos repentinos y caídas fatales, y si da una reacción alérgica grave de manera repentina.

Las primeras 24 horas de la vacuna de AstraZeneca

Hablamos con un profesor de un instituto madrileño, de 34 años, Jorge Martín, quien recibió la primera dosis y durante las primeras 24 horas tuvo casi todos los síntomas. “Tuve hormigueo en la mano y el brazo del pinchazo al poco tiempo de recibir la dosis. Luego bien”, comenta el profesor.

“A las pocas horas tuve hormigueo por todo el cuerpo y mareo. Cansancio. Por la noche escalofríos y tiritera. Por la mañana mareo, malestar general, dolor de cabeza. También como sensación de agujetas o dolor muscular. Eso sí, a las 24 horas empieza a desaparecer”, nos cuenta al Diario AS.

Los mismos síntomas que nos cuenta este profesor los tuvieron varios compañeros de instituto durante esas primeras 24 horas.

Paracetamol antes y después de la vacuna

Ante el aumento de diferentes casos parecidos, el Ministerio de Sanidad, ha actualizado la estrategia de vacunación para paliar los efectos secundarios que puede provocar: “Para reducir estos efectos adversos, recomienda utilizar una dosis de 1 gramo de paracetamol previa a la vacunación, seguida de un gramo cada 6 horas durante las primeras 24 horas, lo que reduce significativamente el dolor local, la febrícula, los escalofríos, las mialgias, la cefalea y el malestar postvacunal, sin influir en la respuesta inmune”.