CORONAVIRUS

Confinamientos perimetrales en Semana Santa: el Gobierno y Madrid chocan con su plan

Los técnicos consideran que lo más adecuado es no relajar las restricciones y el objetivo principal será evitar que se produzca una cuarta ola.

Sanidad España coronavirus Semana Santa restricciones cierre perimetral
Manuel Bruque EFE

Aunque la pandemia va mejorando poco a poco en las últimas semanas en las distintas comunidades autónomas, desde el Ministerio de Sanidad la posición parece clara, se dirá ‘no’ a las relajaciones de las restricciones de cara a la Semana Santa, para la que queda un mes. Para evitar que los contagios se disparen como en Navidad, los técnicos de Sanidad prefieren mantener las normas actuales.

Según informa la Cadena Ser tras contrastar la información con fuentes cercanas a la comisión de salud pública, estos expertos llevarían una semana preparando un documento que actuará como plan común para todas las comunidades. Una de las propuestas que se baraja para ese plan es mantener los cierres perimetrales en todas las comunidades para que no se produzcan viajes y desplazamientos innecesarios.

Igualmente, a esto se añadiría el mantenimiento también de los toques de queda a partir de las 22:00 o de las 23:00 de la noche, según la comunidad, para impedir que se produzcan movimientos u ocio nocturnos.

¿Qué dicen las comunidades autónomas al respecto?

En este sentido, una gran parte de las comunidades autónomas ven de manera positiva esta idea de Sanidad y también aprueban la decisión de que no se permitan los viajes entre territorios. Al menos un grupo de ocho, entre las que destacan de manera más convencida la Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla y León y Asturias, defienden esta postura.

Otras como Cataluña, País Vasco, Aragón o Galicia han preferido esperar todavía a la evolución de la pandemia en estos primeros días de marzo. No obstante, mientras termina de cerrarse el plan, la posición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya fue clara en su rueda de prensa en el Congreso, afirmando que la tercera ola estuvo motivada por el repunte provocado por la Navidad.

Y hace dos semanas la ministra de Sanidad, Carolina Darias, también informó de este plan que ya estaba siendo preparado por los directores generales de Sanidad para establecer unos criterios comunes.

La Comunidad de Madrid plantea abrir y que las demás lo hagan

La menos partidaria de cerrar su comunidad, y menos ahora que parece que los contagios empiezan a bajar (pese a tener datos muy malos en comparación con el resto), es la Comunidad de Madrid presidida por Isabel Díaz Ayuso.

Su idea sería unas vacaciones de Semana Santa sin cierre perimetral y permitir los movimientos y desplazamientos con absoluta libertad. Lo único que se mantendría sería las limitaciones de aforo y las restricciones para reunirse en bares y en domicilios. Además, desde el Gobierno regional preferirían no ser los únicos en hacerlo y que los ciudadanos no se concentren en Madrid solamente, sino que puedan viajar a otras comunidades.

Por tanto, Ayuso podría plantear, porque todavía está estudiándose, una apertura y una libertad de desplazamientos entre regiones desde el viernes 26 de marzo hasta el domingo 4 de abril. Distaría de lo hecho en anteriores puentes y en la Navidad, ya que en el primer caso se cerró la comunidad, y en las fiestas navideñas solo se permitió la movilidad para visitar a familiares y allegados.