ARQUEOLOGÍA

Un papiro egipcio de 3.500 años revela nuevos detalles sobre la momificación

La investigación del papiro, el más antiguo descubierto hasta la fecha, otorga detalles hasta ahora desconocidos de un arte sagrado destinado a unos pocos.

Un papiro egipcio de 3.500 años revela nuevos detalles sobre la momificación
The Papyrus Carlsberg Collection, University of Copenhagen

Un nuevo documento hallado ha aportado detalles hasta ahora desconocidos sobre el proceso de momificación. Investigadores han dado con un papiro médico de hace 3.500 años, lo que le hace ser el manual más antiguo sobre la el proceso que llevaban a cabo para preparar a sus seres queridos tras la muerte.

La investigación en concreto se ha centrado en el papiro Louvre-Carlsberg, que recibe este nombre por los dos 'dueños' del mismo: el conocido museo francés y la Colección de Papiros Carlsberg de la Universidad de Copenhague. El papiro, dividido en dos partes, perteneció originalmente a dos coleccionistas privados. Pese a que faltan varias secciones, se ha podido fechar sobre el año 1450 antes de Cristo, superando en más de mil años los otros dos ejemplos de embalsamamiento.

En él, se han revelado nuevas pruebas respecto a todo el proceso de embalsamamiento del rostro de un difunto en el antiguo Egipto, en el que se cubría la cara con un trozo de lino rojo y sustancias aromáticas.

Texto médico sobre el uso de plantas

Antiguamente, la momificación era considerada como un arte sagrado cuyo conocimiento quedaba limitado a muy pocas personas. De ahí que, según los expertos, los secretos se podrían transmitir por el boca a boca. El texto recién hallado supone el tercero de este tipo, que además es el más antiguo del mundo. En él, se hace referencia a la medicina de plantes e inflamaciones en la piel.

Sofie Schiødt, egiptóloga de la Universidad de Copenhague, ha sido la encargada de analizar el documento, en el que encontró "descripciones extremadamente detalladas" de todo este proceso de momificación y del que no se sabía nada hasta ahora en los otros dos manuales.

Nuevos detalles de la momificación

Uno de estos procedimientos desconocidos hasta la fecha hace referencia al embalsamamiento del rostro con un remedio hecho a base de sustancias aromáticas y aglutinantes, que se cuecen para formar un líquido con el que recubrir una pieza de lino rojo.

Este tejido se colocaba por encima del rostro del difunto, haciendo una especie de capa protectora de materia aromática y antibacteriana. Este proceso se repetía cada cuatro días, mientras que el cuerpo era cubierto por telas y paja bañadas en sustancias aromáticas, con el fin de alejar a los insectos y carroñeros.

A pesar de ser la primera vez que se revelan estos procedimientos, los egiptólogos ya habían examinado algunas momias cuyos rostros estaban cubiertos de tela y resina, lo que, según Schiødt, "encajaría bien".