ACTUALIDAD

Detenido un hombre de 88 años que conducía a 191 km/h porque llegaba tarde para vacunarse

Los hechos ocurrieron en una vía cercana a la localidad de Bischoffsheim, en el noroeste de Francia, y tras varios kilómetros de persecución, los agentes lograron darle caza.

Detenido un anciano que conducía a 191 km/h porque llegaba tarde para vacunarse
Pascal Rossignol Reuters

Temeridad en Francia: la Gendarmería del país galo ha detenido a un hombre de 88 años al que pillaron conduciendo a 191 km/h cuando el límite estaba situado en 110 km/h. Una vez que los policías le pararon, el anciano justificó el exceso de velocidad asegurando que llegaba tarde a su cita para vacunarse contra el coronavirus. 

Los hechos ocurrieron el pasado jueves en una vía cercana a la localidad de Bischoffsheim, en el noroeste de Francia. Después de perseguirlo durante varios kilómetros, la brigada motorizada de Estrasburgo logró darle caza. Pese a su alegación ante los agentes, estos inhabilitaron el carnet de conducir e inmovilizaron el vehículo.

Pendiente de su sanción

Ahora, el hombre deberá presentarse ante la justicia francesa para conocer la sanción que le impondrán. Una vez fueron conocidos los hechos, la policía del Bajo Rin publicó en su cuenta de Facebook la necesidad de cumplir las normas de velocidad "incluso cuando se tienen más de 60 años de carnet de conducir".

[ CARTON ROUGE] Le jeudi 25 février, à 11 heures 40, à #BISCHOFFSHEIM, sur la route départementale 500, les militaires...

Publicado por Gendarmerie du Bas-Rhin en Jueves, 25 de febrero de 2021

Campaña de vacunación

Desde el pasado mes de enero, Francia da prioridad a los mayores de 75 años en su campaña de vacunación. La estrategia parece haber resultado efectiva puesto que la tasa de nuevas infecciones en el rango de más de 80 años ha descendido, tal y como aseguró Jean Castex, primer ministro del país.

Pero para que la situación no empeore, el propio Castex ha dado este sábado la orden de reforzar los controles destinados a cumplir las restricciones que están en vigor y evitar así el tercer confinamiento domiciliario del país. Actualmente, la nación supera la cifra de 86.000 muertes y es uno de los territorios más golpeados por los efectos de la pandemia.