CORONAVIRUS

Una viróloga alemana frena la euforia y explica qué pasará cuando estemos todos vacunados

Sandra Ciesek asegura que, aunque la pandemia acabará, la COVID-19 permanecerá como un virus endémico e infectará principalmente a los niños.

Una viróloga alemana frena la euforia y explica qué pasará cuando estemos todos vacunados

El mundo ya sueña con el final de la devastadora pandemia provocada por la COVID-19, que ha infectado a más de 113 millones de personas y causado la muerte de más de 2,5 millones. Para ello, toda la esperanza se ha depositado en las vacunas que han comenzado a administrarse y en las que están por venir. Actualmente, se han inoculado más de 227 millones de dosis en todo el mundo, según el portal Our World in Data. Sin embargo, una prestigiosa viróloga alemana ha rebajado el excesivo entusiasmo que han despertado las campañas de vacunación.

Sandra Ciesek, directora del Instituto de Virología Médica de la Clínica Universitaria de Frankfurt, asegura que el efecto de la vacunación no comenzará a notarse de forma inmediata, como bien se ha podido observar en Israel, donde está experimentando otra ola de infecciones a pesar de ser el país más avanzado en el proceso de vacunación. “Eso es una lección importante: no sucede de la noche a la mañana. Tenemos que ser cuidadosos. El efecto de la vacunación solo se produce con un retraso que no debe subestimarse”, manifestó en una entrevista con la revista Focus.

Una vez esté vacunada gran parte de la población mundial, la experta cree que la pandemia sí acabará, “pero el virus permanecerá”, advierte: “Probablemente se convierta en endémico, pero no estará derrotado”. Para explicar su teoría, compara el coronavirus con la gripe: “Podría ser similar a la influenza, donde tenemos una especie de inmunidad básica. Algunos están vacunados, otros ya han tenido gripe a lo largo de su vida, por lo que tienen al menos inmunidad parcial”. Aun así, “cada año hay nuevas infecciones”.

Afectará especialmente a los niños

Así, como ocurre con la gripe, el coronavirus permanecerá en nuestras vidas porque “siempre hay ‘gente nueva’ que viene a este mundo”. “Si nace un niño, no tiene protección inmunológica. Como muy tarde, en el jardín de infancia se encontrará con un grupo más grande de personas por primera vez y es probable que se infecte. Entonces, si los niños no están vacunados contra el virus, incluso en la infancia, las infecciones se repetirán una y otra vez. En el futuro, los niños en particular se infectarán con Sars-CoV-2”, reflexiona la experta.

Esta cuestión aviva el debate de si habría que vacunar a los niños. Al respecto, Ciesek asegura que las vacunas se están acercando con mucho cuidado a este grupo de la población y todavía hay que adaptar las inyecciones y los estudios a los más jóvenes. De hecho, según recogía esta semana El Español, algunas compañías farmacéuticas ya han comenzado a probar sus vacunas en niños: Pfizer/BioNTech, Moderna, Nanogen, Sinovac, Bharat Biotech y AstraZeneca/Oxford.

Los ensayos de Pfizer y BioNTech van destinados a niños que tienen hasta 12 años, mientras que Moderna ha escogido voluntarios entre los 12 y los 17 años. Tanto Nanogen como Bharat Biotech preparan también ensayos con jóvenes mayores de 12 años. Más controvertidos son los ensayos realizados por AstraZeneca/Oxford y Sinovac, que prueban sus fármacos a partir de los seis y tres años, respectivamente.

No obstante, la viróloga destaca que “todavía no se ha decidido si todos los niños, especialmente los bebés, serán vacunados de forma rutinaria en el futuro. Hay que sopesar dos puntos: el beneficio real de la vacunación y el hecho de que los niños no suelen enfermarse gravemente”. “¿Qué hace la vacuna por este niño, si es muy probable que la infección solo le provoque resfriado? Los padres tendrán que decidir eso en el futuro”, plantea. Eso sí, matiza que “hay niños que pertenecen a un grupo de riesgo” porque “tienen enfermedades previas”, en cuyos casos considera que “definitivamente deben ser vacunados”cuando sea correspondiente.